Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Burkina Faso: Estamos comiendo hojas, no hay nada más


"No tenemos cultivos ni hay pasto para los animales", explica Elmamoune Fereby Baye, el jefe de la aldea. "Esta es la peor experiencia que he tenido desde que soy jefe de la aldea. Es la peor experiencia que he vivido en mi vida. "

Elmamoune vive en Tinakoff al norte de Burkina Faso. Tinakoff es un pueblo en el que, como en muchos otros de la región, cientos de personas no han podido cosechar nada.

Los últimos informes revelan que 1,6 millones de personas en el país necesitan ayuda alimentaria.

Su compañero Fatumata golpea las hojas de un árbol espinoso con un poste de metal largo y las recoge de la tierra seca y polvorienta una a una.

"Normalmente con estas hojas sólo alimentamos a nuestros animales", explica, "pero la situación es tan difícil que ahora las estamos comiendo nosotros mismos."

Las lluvias del año pasado fueron demasiado escasas y los meses de duro trabajo en el abrasador calor del Sahel se quedaron en nada. La actual crisis en Burkina Faso es mucho peor que la de 2010 y es quizás una de los peores de la historia. Nuestra compañera Cristina Ruiz, quien supervisa la distribución de alimentos de emergencia en el norte del país, nos cuenta: "No es inusual que las personas experimenten la desnutrición en Burkina Faso. Como mecanismos de supervivencia comen una comida al día o utilizan alimentos que por lo general sólo están destinados a los animales ".

InspirAction a través de nuestra contraparte The Alliance for Technology Development Assistance, estamos distribuyendo alimentos de emergencia y semillas. Además estamos desarrollando planes de trabajo para más de 54.000 personas. Fatumata, será uno de los primeros en beneficiarse.

Conoce más sobre la actual hambruna en el Sahel.

 

Haz una pequeña donación

Foto: Amanda Farrant © Inspiraction