Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Bolivia: Al colegio sin desayunar


Cuando los niños van al colegio sin desayunar su capacidad de concentración y aprendizaje es mucho menor. Esto significa que los niños que crecen en familias que no tienen la capacidad de darles la alimentación que necesitan, tienen más probabilidades de fracasar en la escuela y tener un futuro peor.

La desigualdad económica de las familias no debería ser un obstáculo en el futuro de los niños. En Bolivia conseguimos a través de la presión popular que el gobierno creara un programa público para alimentar a los niños en las escuelas.

A través de este programa se ha conseguido que en ciudades como La Paz los niveles de anemia entre los niños de primaria se reduzcan en los últimos años. Concretamente entre 2006 y 2009 se redujo del 37% al 7%.

Desde InspirAction, junto a nuestras contrapartes la Fundación Solón y CELDA dimos formación a las comunidades indígenas para que aprendieran cuales son sus derechos y cómo defenderlos, y desarrollamos medios de comunicación en varias lenguas indígenas.

El movimiento indigenista pedía la gobierno la nacionalización de sus recursos para luchar contra la pobreza de la población. En el año 2005, tras la nacionalización del Gas y una recaudación justa de los impuestos por su comercialización, el gobierno pudo emprender los desayunos escolares.   

Desde entonces cadaayuntamiento recibe un presupuesto de los ingresos fiscales para dar un desayuno diario y variado. Esto significa que losniños tienen por lo menos una comida al día, que pueden concentrarse mejor en la escuela y que su salud está mejorando.

Un sistema fiscal justo rompe la desigualdad de la población.

Conoce nuestro trabajo por la Justicia Fiscal.

Descubre más sobre nuestro trabajo en Bolivia. 

Foto: Hannah Richards © InspirAction