Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Agroecología en el Amazonas


Llevamos años trabajando con la comunidad indígena de Ivana. Viven en la selva amazónica de Bolivia, en una zona muy codiciada por las empresas madereras y por la industria extractiva. Por ello, durante años, ella y su familia han sufrido amenazas e incluso agresiones. Querían echarles de sus tierras. A través de nuestra contraparte CIPCA, conseguimos los títulos de propiedad de su tierra.

Era el comienzo de una nueva vida para ellos. Con los títulos de propiedad podrían cultivar sus tierras sin ser amenazados y empezar a construir una vida que les sacara de la pobreza en la que vivían. Pero no fue fácil.

El cambio climático ha cambiado las condiciones meteorológicas y la comunidad no podía ni si quiera conseguir cosechas con las que alimentarse. Desde InspirAction dimos con la clave: El cacao.

Un futuro color chocolate

La planta del cacao es un árbol resistente que crece muy bien en la selva del Amazonas. Nos reunimos con 1000 familias, incluyendo la de Ivana, y decimos lanzar un proyecto innovador: agroecología en el Amazonas.

Con ayuda de los socios y socias de InspirAction impartimos talleres de diversificación de cultivos, proporcionamos semillas y herramientas y ofrecimos apoyo técnico a estas 1000 familias. Plantaron arroz y maíz como siempre habían hecho pero empezaron también a plantar CACAO.

“El cacao se ha convertido en el tesoro de nuestro pueblo. Es nuestro alimento, y además es la base de nuestra economía durante los 4 o 5 meses al año más duros de Baures.” Dice el Alcalde de Baures.

Con la plantación de cacao, hemos conseguido que estas 1000 familias aumenten sus ingresos un 21%. Las familias no solo están consiguiendo alimentos durante todo el año sino que además están saliendo de la pobreza. Ahora pueden llevar a sus hijos a la escuela y comprar medicamentos si los necesitan.

Estamos orgullosos y esperanzados. Este proyecto podría sacar de la pobreza a muchas otras familias. Pero para ello te necesitamos. Necesitamos 1500 euros con los impartiremos talleres de cosecha, procesamiento y secado del cacao, compraremos más semillas y herramientas, asesoraremos a las familias y conseguiremos así que 2000 familias más tengan un futuro en el que ya no se preocupen por lo que comerán sus hijos cada día.

¡Pon tu granito de cacao! y vamos a crear un futuro digno para todos. 


Noticias relacionadas