Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Afganistán: Gusanos de seda y esperanza

miércoles, 3 de octubre de 2012  Cooperación para el cambio Afganistán Justicia Fiscal     Mujeres, derechos

Suraya vive en Afganistán y tiene cuatro hijos que mantener. Su marido es mayor y no puede trabajar.

En Afganistán, las oportunidades de trabajo para las mujeres están a menudo muy limitadas. Por ello, en InspirAction trabajamos con nuestra contraparte Asociación para la Rehabilitación y el Desarrollo Agrícola en Afganistán (RAADA) para que mujeres como Suraya puedan obtener mayores ingresos.

Este año, Suraya ha sido una de las 1.310 mujeres que ha desarrollado un cultivo degusanos de seda en su propia casa. Gracias a los gusanos de seda no solo ha podido mantener a sus hijos si no que además está consiguiendo ahorrar. El dinero que ahora lo guardará para poder mejorar su cultivo el año que viene.


Además con sus primeras ganancias Suraya ha comprado dos ovejas que le proporcionarán la leche, el yogur y el queso que necesita parasu familia.

"Una mujer puede ganar hasta 280 dólares al año con el cultivo de gusanos de seda. Esta es una cantidad bastante significativa en Afganistán", señala Yaqoob Rauf, director de InspirAction en Afganistán.

La producción de seda siempre ha sido una forma tradicional de vida en el oeste de Afganistán, donde la abundancia de moreras proporciona el alimento para los gusanos.

Como parte del trabajo por la igualdad de las mujeres en Afganistán, nuestra contraparte RAADA les está ayudando a revivir esta forma de vida tradicional.

Para una mujer en Afganistán tener un trabajo con ingresos propios no solo significa poder alimentar a la familia y sobre vivir si no también recuperar el reconocimiento y el trato igualitario que muchas mujeres no tienen.

Desde que comenzó este proyecto, muchas personas de las comunidades vecinas están cambiando su perspectiva sobre lo que una mujer es capaz de hacer. Ahora que Sumaya ha vuelto a poder comprar harina, está utilizando de nuevo su horno de pantradicional para fabricar Naan.

Descubre más sobre nuestros proyectos en Afganistán

Nuestro trabajo en Afganistán.

Derechos de las mujeres en Afganistán.

Quesos que saben a futuro en Afganistán.

Foto: Serena Di Matteo © InspirAction