Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Las Jugadas de la FIFA

Ni los mejores goles, jugadas, ni jugadores serán suficientes para que los brasileños y brasileñas recuperen los más de €200 millones que podrían haber destinado a mejorar su calidad de vida.

El Mundial de fútbol 2014 se celebra en Brasil. Un evento que podría haber supuesto una oportunidad para reducir la acuciante desigualdad del país. Sin embargo, por culpa de las exenciones fiscales, no ocurrirá.

Incluso antes de empezar a jugar, la codicia y la falta de moral les han arrebatado la oportunidad de que sus más de 200 millones de habitantes puedan tener acceso a mejores servicios, mejor educación, mejor sanidad… Y lo que es peor, les han robado la oportunidad de reducir la brecha de la desigualdad entre las personas más acomodadas del país y los 37 millones de brasileños que, tras el Mundial de Fútbol, seguirán yéndose a la cama con hambre. Por culpa de las exenciones fiscales de las que la FIFA y sus empresas asociadas se benefician, los 37 millones de brasileños que viven en la pobreza seguirán malviviendo tras el Mundial de Futbol 2014.

Entra en la campaña

Desde InspirAction lanzamos una campaña con la que queremos evitar que en los próximos mundiales y eventos deportivos internacionales se permitan injustas exenciones fiscales a las empresas impidiendo que la ciudadanía disfrute del impacto positivo que le corresponde por derecho.

Descubre cuál es el impacto real que las Jugadas de la FIFA tendrán  sobre  la desigualdad y pobreza en Brasil.

¿Quieres saber más?

Descubre nuestro posicionamiento sobre desigualdad y fiscalidad. 
Descarga el resumen ejecutivo de nuestro informe: "El Brasil real, la desigualdad tras las estadísticas". 
Visita el Blog en que nuestras contrapartes hablan de exenciones fiscales y pobreza. 

Actúa

Firma nuestra campaña y comparte nuestros vídeos y piezas en redes sociales. 



Imágenes Adjuntas

 

Zona crítica
Artículos de opinión relacionados

 

 

Síguenos en las redes y actúa