De esta guisa se nos puede quedar la cara si no ponemos freno a la contaminación.