En los últimos 10 años se ha quemado o arrojado a vertederos de basura,  más de 240 millones de cartuchos para impresora.

 Los tóner son utilizados a diario para realizar impresiones en oficinas, escuelas y  hogares. Es preocupante la enorme cantidad de desechos que se generan en estos sitios, y el enorme daño que se hace al medio ambiente al no darles el tratamiento adecuado.

El reciclaje del tóner  beneficia a las empresas ahorrando considerables sumas de dinero anualmente. Se ha estimado que el ahorro que puede alcanzarse, por esta vía, oscila entre el 30% y el 60%  del gasto que se efectúa normalmente. La industria del reciclaje de cartuchos tóner de impresora requiere abundante mano de obra, por lo que la convierte en una interesante fuente para generar empleo. Resulta primordial reciclar los tóner vacíos para no exponer al medio ambiente a materiales  tan contaminantes.

El reciclaje de los tóner representa múltiples beneficios a los usuarios, por el bajo coste de reutilizar un cartucho de impresora.

Los tóner reutilizados evitan millones de toneladas de petróleo desperdiciado.  El reciclaje contribuye a la conservación del medio ambiente, reduciendo los elementos no biodegradables que contienen. De esta manera se evita la fabricación del plástico de los cartuchos  y que toneladas de basura lleguen a los sanitarios donde demorarían cientos de años en degradarse.

El reciclado del tóner consigue que cerca de 38.000 toneladas de materiales plásticos no terminen amontonados en algún basurero, foco de gases y desperdicios contaminantes.

Proceso de reciclado de cartuchos de tóner

 El reciclado del tóner consiste en cambiar todos los componentes internos que sufren desgaste:

  • Desmontar el tóner para su posterior limpieza y sustitución de todas las piezas que tengan un ciclo de vida determinado, por otras nuevas.
  • Cargar de polvo de tóner y montar de nuevo.
  • Realizar  un test donde se prueba la calidad de la impresión y el correcto funcionamiento del tóner.

Respetar y cuidar el medio  ambiente empieza en las acciones que haga cada persona. El uso de materiales reciclados en los procesos de producción, contribuye a la protección del planeta.

El tóner reciclado ayuda a que los recursos renovables, como los árboles,  puedan ser salvados.  Utilizar productos reciclados disminuye el consumo de energía, porque cuando se consumen menos combustibles fósiles, se generara menos CO2 y por lo tanto habrá menos lluvia ácida y se reducirán los efectos del cambio climático.

¿Quieres conocer otros materiales reciclables?  Sigue en InspirAction y averígualo.