¿Qué es el PVC?

El PVC es el policloruro de vinilo, un material descubierto en 1838. Su uso está muy extendido debido a las propiedades que presenta: maleabilidad, resistencia, ligereza, etc. Su aplicación está presente en la construcción, juguetes, prendas de vestir, e incluso en la industria médica, donde permite un perfecto aislamiento en catéteres y bolsas de sangre.

Debido a su amplia utilización en una extensa variedad de industrias, su reciclado y adecuado tratamiento resulta crucial para evitar aumentar el volumen de residuos y basuras generadas.

Reciclado de PVC

Dentro del reciclado del PVC se distingue entre dos tipos de residuos: los residuos generados por las fábricas y las generadas por las ciudades. A pesar de ser las fábricas y sectores industriales las mayores fuentes de PVC, la mayor parte de los centros suelen tener incorporados sistemas de reutilización y reciclaje, por lo que su impacto es mucho menor que el causado por las ciudades.

Este Reciclado del proceso industrial se dedica a reducir hasta partículas microscópicas los deshechos de PVC para su posterior reutilización.

El consumo generado por las ciudades, precisa una implementación de sistemas de recolección selectiva de los materiales. Actualmente estos sistemas están en funcionamiento en 26 países de la Unión Europea, entre ellos España.

El PVC recuperado y reciclado da lugar a infinidad de materiales que pueden ser empleados en tuberías, revestimientos eléctrico, mobiliario de jardín, tarjetas de crédito, revestimientos dentro de coches…

El reciclado de PVC es un claro ejemplo de la recuperación de materiales. Sin embargo, muchas estadísticas destacan el escaso porcentaje que representa el PVC dentro del Reciclado Total. Esto se debe en parte, a que los procesos de reciclado de este material son relativamente jóvenes, y contrastan con una larga vida útil de los enseres realizados en este material. Los productos elaborados de PVC pueden llegar a estar en perfecto uso entre 20 y 50 años, por lo que se considera que el aumento de la tasa de reciclaje de PVC aumentará a lo largo de los próximos años a medida que se vayan deteriorando los objetos realizados en este material.

Dentro de los tipos de Reciclaje destacan el Reciclaje Químico y el Reciclaje Energético:

  • Reciclaje químico: se someten los deshechos a procesos químicos para descomponer los materiales a productos elementales como gases y aceites. Este proceso sólo se aplica en algunos países debido a la necesidad de una tecnología muy sofisticada.
  • Reciclaje Energético: tiene como objetivo la recuperación de la energía de los materiales tras la combustión del PVC. Este proceso está bastante extendido en Asia, Europa y EEUU.

Sigue leyendo más sobre nuestra Sección de Reciclaje o bien descubre qué hacemos para frenar el Cambio Climático