El reciclado de papel fue uno de los primeros tipos de Reciclaje que se extendió entre la población española, desde los periódicos y revistas en el hogar el proceso de separación y reciclaje ha conseguido imponerse  en empresas y centros educativos, donde las cantidades de papel utilizadas son mucho mayores.

Sin embargo, en la Unión Europea aún no se alcanza a reciclar un 10% del total de papel empleado, los porcentajes de reciclado varían mucho entre países y aún entre regiones, siendo en centros urbanos donde la población está más concienciada y tiene más fácil acceso a los contenedores azules.

Cómo se recicla el papel de forma manual

Muchos hemos tenido la suerte de poder reciclar papel de periódico en el campamento o las colonias de verano. Era un proceso laborioso cuyo resultado solía ser una masa informe y gris que al estirarse estaba más cerca del cartón que del papel propiamente dicho, pero era divertido y permitía conocer a grandes rasgos las etapas más importante del proceso de reciclaje del papel. Os dejamos la receta por si la queréis repetir con los pequeños de la casa: Cómo Reciclar Papel y Reciclaje para niños

Cómo se consigue el Reciclado de Papel en plantas de Reciclado

A grandes rasgos emplea muchas de las etapas que hemos visto en la manualidad para niños; separación de elementos extraños, batido y tamizado. Lo que aportan las nuevas plantas de reciclaje es la utilización de bacterias y otros elementos biológicos para una mejor disolución y separación de la celulosa.

El Reciclaje de Papel, sin embargo, no es un proceso gratuito, requiere una alta inversión económica, tanto en la maquinaria empleada como en el transporte, logística y recursos humanos. Si nos acercamos a la papelería más cercana y comparamos cuánto nos costaría comprar un paquete de folios nuevos y uno de folios procedentes de material reciclado, comprobaremos que por lo menos en España, es más caro el reciclado. Pero en ese precio no vienen incluidos los costes medioambientales y generacionales que suponen la pérdida de un árbol.

Este incremento del precio del papel reciclado se debe también en parte a que las mayores plantas de papel reciclado se encuentran fuera de nuestras fronteras, lo que añade un incremento de transporte y distribución que se suman al precio final.

Los avances tecnológicos permitirán abaratar costes en todo el proceso, a lo que hay que añadir la paulatina sustitución del papel por documentos digitales. Más fáciles de guardar y que pueden trasladarse a otros formatos para no perder vigencia y no ser desechados.

Además del bienestar natural que proporcionan los entornos verdes, si lo planteamos en términos de recursos, la tala sistemática supone una pérdida constante de oxígeno, el bien más necesario para la vida.

- Sin comida sobreviviríamos unas semanas.

- Sin Agua, un par de días.

- Sin Oxígeno, apenas un par de minutos.

¿Qué podemos hacer?

Lo primero emplear la menor cantidad de papel posible, es cierto que habrá ocasiones en las que por motivos profesionales o académicos tengamos que usar papel, pero usémoslo bien.

Y lo segundo ¿Quieres Cambiar el Mundo? ¡Empieza por el Tuyo! Ya lo decía Baroja en “El árbol de la Ciencia” hay que empezar por cambiar aquello a lo que tenemos acceso, a los que nos rodean. En materia de reciclado aún hay mucho que depende del proceso de educación y socialización de la población: propón un espacio para el reciclado en casa,  la escuela, en la universidad o en la oficina. Pregunta a tus profesores o a tus jefes que hacen con todos los proyectos de años anteriores que están en papel y anímales a reciclarlos.

¡Todos los cambios empiezan por pequeños pasitos!