gases-de-efecto-invernadero.jpg

© Demotix

Se llama efecto invernadero al fenómeno por el  cual determinados gases de la atmósfera planetaria retienen parte de la energía que el suelo emite por haber sido calentado por la radiación solar. Afecta a todos los cuerpos planetarios dotados de atmósfera. Es un proceso normal que evita que la energía del Sol recibida constantemente por la Tierra, vuelva inmediatamente al espacio, produciendo a escala planetaria un efecto similar al observado en un invernadero.

Aunque la concentración de los gases de efecto invernadero en la atmósfera es muy pequeña, son los causantes de la diferencia de temperatura entre los -6º que habría en su ausencia y los 15º reales.

Los Gases de Efecto Invernadero

  • Vapor de Agua, su cantidad en la atmósfera no está influida directamente por la acción del hombre. La cantidad de vapor de agua en la atmósfera depende fundamentalmente de la temperatura de la superficie del océano. La mayor parte se origina como resultado de la evaporación natural, en la que no interviene la acción del hombre.
  • CO2, supone el 70% de los gases de Efecto Invernadero. La concentración en la atmosfera es debido al uso de combustibles fósiles para procesos industriales y medios de transporte.
  • Metano (CH4), contribuye en un 24% al efecto invernadero. Se genera a partir del tratamiento de aguas residuales, al aumento masivo de crianza de rumiantes como alimento, fertilizantes agrícolas, incineradoras de residuos, etc.
  • Óxido nitroso (N2O) contribuye en un 6%, también utilizado en aerosoles.
  • Hidrocarburos (HFC) por el uso de los PFC.

La actual Concentración atmosférica de CO2 y CH4 excede de forma exponencial la variación natural de los gases a lo largo de los últimos 650.000 años. Su aumento se debe a la acción industrial del hombre y a la destrucción de áreas verdes:

  • Quema de combustibles fósiles
  • Producción de cemento
  • Cambios en el uso de la tierra, especialmente por quema de bosques y deforestación