Mapa mundial de las emisiones de gases de efecto invernadero

El 84% de las emisiones por quema de combustibles fósiles en el planeta provienen de países miembros del G20.

Los combustibles fósiles son los depósitos geológicos de materiales orgánicos, como plantas y animales, enterrados y en descomposición, que al estar sometidos al calor a la presión se convierten en petróleo crudo, carbón o gas natural. Esta fuente de energía es no renovable, o sea que es importante buscar alternativas a esta fuente en pos del medioambiente, ya que se estima que se agotarán en menos de 100 años.

El uso industrial de estos productos generan contaminantes químicos y físicos perjudiciales para la salud. Tanto las radiaciones electromagnéticas, como las substancias como el arsénico, el plomo, el benceno o el uranio producen efectos nocivos en la salud del ser humano, que entra en contacto con ellas. 

Los combustibles fósiles son utilizados para producir energía térmica y eléctrica. Pero la combustión, la extracción, la elaboración y el transporte de estos combustibles fósiles tienen una consecuencia directa en el efecto invernadero. Casi un 80% de las emisiones de dióxido de carbono provienen del consumo y de la transformación de los combustibles fósiles en energía.

Las conversaciones sobre el clima en la ciudad de Durban no trajeron las negociaciones necesarias  para frenar la emisión de gases de efecto invernadero, ni para limitar el calentamiento global que afecta gravemente al planeta.

Debemos actuar contra el Cambio Climático que amenaza a diario a nuestro planeta. El CO2 o dióxido de carbono es el mayor contaminante y productor del efecto invernadero. El número máximo por partes por millón de esta sustancia es de 350, pero en este momento estamos cerca de los 400 ppm. Una de las causas principales es el rápido aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de países en desarrollo como la India o China. Esto se debe al desarrollo y crecimiento de su comercio internacional, ya que los países más ricos van en camino hacia una economía de servicios.

Las comunidades más vulnerables ante la contaminación, a causa de la combustión de estos materiales son los ancianos, las mujeres embarazadas y los niños. Estos últimos son los más afectados porque respiran más aire, beben más agua y su metabolismo es inmaduro para poder eliminar las substancias nocivas para su salud.  

Algunas de las enfermedades asociadas a la contaminación atmosférica, generada por la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y derivados, y el gas natural son:

• Conjuntivitis

• Faringitis

• Cefaleas

• Bronquitis asmática

• Insuficiencia cardíaca

• Enfermedades pulmonares

Está en nosotros frenar el cambio climático y la contaminación atmosférica que sufre nuestro planeta. Pide a tu gobierno que disminuya la quema de combustibles fósiles, que incentive la producción de energías alternativas y renovables, y la utilización de transportes ecológicos.

Súmate a Inspiraction y lucha contra los efectos del calentamiento global. Colabora en los programas de ayuda a los más necesitados y débiles del planeta.

Trabajamos en varios poblados de Mali para que sus habitantes tengan los medios necesarios para salir adelante y enfrentarse a las adversidades.