La contaminación sonora se denomina a cualquier sonido que produzca molestar  o que resulte excesivo en una determinada zona. Las personas que viven en las grandes ciudades sufren a menudo el ruido provocado por el tráfico de los coches, las bocinas de los autobuses y el paso de los trenes. Si sumamos a esto el sonido de los semáforos y el bullicio de los transeúntes se hace muy difícil, disfrutar del silencio o de sonidos agradables, llegando a sufrir patologías causadas por este malestar.

Las causas más comunes de la contaminación auditiva son:

  • Tráfico
  • Aglomeración de personas
  • Transporte  aéreo
  • Obras en construcción
  • Sonidos estridentes que provocan los vecinos
  • Algunas industrias

Aunque no se tengan datos de que la contaminación acústica afecte directamente al medioambiente, se sabe que el ruido afecta a la salud de las personas. La Organización Mundial de la Salud considera 50 decibelios como el límite superior deseable del ruido. Por encima de este nivel de confort acústico podemos tener una disminución auditiva y sufrir otras molestias a nivel psicológico.

La contaminación por ruido perjudica de forma seria al comportamiento de los individuos. La constante exposición al ruido puede provocar: insomnio, estrés, pérdida de la audición, dolores de cabeza, agresividad o problemas cardiovasculares.

El exceso de sonido altera las condiciones normales en que viven las personas. Los decibelios son la unidad a través de la cual se mide la intensidad y potencia del sonido. Si sobrepasamos los niveles saludables del sonido podemos dañar el oído:

  •  Entre 50 y 90 db el oído sufre una cierta perturbación.
  •  De 90 a 130 db el daño será permanente e irreparable.
  •  Más de 130 db además de dolor se podrá sufrir la pérdida súbita de la audición por la incapacidad de regeneración de sus células.

Niveles del ruido

Cada sonido, que se escucha a diario, contiene un nivel de intensidad y potencia que puede perjudicar a la salud de las personas. El conocer estos niveles puede evitar dañar el oído y tener así una mejor calidad de vida:

 0   db     : Umbral de la Audición

10 db     : Susurro de hojas

20 db     : Canto de un pájaro

40 db     : Comienza a ser irritante

50 db     : Conversación en voz baja

70 db     : Automóvil

80 db     : Comienza a ser peligroso

90 db     : Restaurante o bar

95 db     : Tráfico intenso

115 db   : Concierto

120 db   : Comienza a ser lesivo

130 db   : Umbral del dolor

150 db   : Cerca de un aeropuerto
 

Existen muchas soluciones para disminuir los efectos del ruido en las personas y tener una vida más tranquila y saludable:

  • Aislar las viviendas mediante materiales específicos
  • Usar tapones en los oídos
  • No hacer uso excesivo de la bocina del coche
  • Bajar un poco el volumen de la televisión
  • Hablar en voz baja en los transportes públicos

 ¿Quieres saber más acerca de lo que hacemos?

Hazte socio