Cada año se arrojan al mundo 100 millones de toneladas métricas de dióxido de azufre. Los países más afectados  por la lluvia ácida son los más industrializados.

La alta densidad de población,  la proliferación de industrias y el efecto del viento producen que toneladas de gases contaminantes  se expandan y lleguen a zonas más alejadas.  Este efecto transfronterizo  hace que la lluvia ácida alcance lugares donde no se ha originado la contaminación.

La lluvia ácida se produce por diferentes causas pero, en principio por la transformación y combinación de ciertos elementos químicos muy contaminantes. Cuando el óxido de nitrógeno y el azufre entran en contacto con la humedad del ambiente surgen el ácido nítrico, el ácido sulfúrico y el amoníaco.

Estos gases perjudiciales provenientes de las industrias, de calderas domésticas o de la combustión de los coches  ascienden y se depositan en las nubes, donde permanecen hasta que caen en forma de lluvia ácida.
También existe un origen natural de la lluvia ácida. Las erupciones volcánicas y los manantiales termales despiden gases compuestos con estos contaminantes.

Consecuencias de la lluvia ácida

  • Más acidez en ríos y lagos: el ácido que cae de la lluvia sobre estos manantiales de agua aumentan la acidez. Varios animales han logrado adaptarse y otros no han podido.
  • El sulfato de la lluvia ácida reduce el metano que contienen los pantanos: este fenómeno potencia el efecto invernadero, causante del calentamiento global y del cambio climático.
  • Los suelos se ven afectados: la lixiviación facilita que los contaminantes tóxicos entren en contacto directo con las plantas y lleguen a contaminar el agua, que fluye bajo la tierra.
  • El amoníaco es el acidificante más potente que existe. Este se encuentra en los  excrementos de los animales procedente de las explotaciones ganaderas.

La acidez de una sustancia se determina por el nivel de concentración de iones de hidrógeno. El valor que se le designa es PH con un índice entre 0 y 14. Donde 0 es lo más ácido y 14 lo más alcalino. Por ejemplo, una solución neutra como el agua destilada posee 7 PH y la lluvia ácida tiene un PH de 5.6.

Soluciones para cuidar al medioambiente

En nuestras manos se encuentra:
• Evitar la quema de combustibles fósiles
• Promover el uso de energías alternativas y ecológicas
• Incentivar el transporte público y los coches eléctricos


Desde Inspiraction trabajamos por para paliar los efectos del calentamiento global y ayudar a las comunidades más vulnerables del planeta.

Junto a nuestra contraparte en Mali llevamos adelante proyectos para que granjeros y agricultores de ese país sepan  adaptarse a la nueva situación y salgan adelante por su propio esfuerzo. Hazte socio!