Incremento de las temperaturas, deshielo de los glaciares,  descenso de la cobertura de nieve y hielo, subida del nivel del mar, sequías, inundaciones, desastres naturales, todo señala que el cambio climático es un hecho. Tomar medidas contra el cambio climático por el futuro del planeta y de la humanidad está en nuestras manos y en las de los gobiernos.

La Cumbre del Clima de Durban, en Sudáfrica, ha demostrado que los países no logran ponerse de acuerdo en cómo enfrentarse a los problemas que afectan al planeta y al medioambiente.

Algunas de estas soluciones al cambio climático intentan reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, causante del calentamiento global,  y otras disminuir el consumo de nuestros recursos naturales:

• Evitar el uso de los combustibles fósiles para lograr disminuir las emisiones CO2: Se podrían implementar medidas alternativas al uso del petróleo, del gas natural y del carbón, que en su producción y transporte emiten gases de efecto invernadero.

• Adaptar las infraestructuras como edificios o casa para no malgastar energía: Aislando de forma adecuada los hogares y no utilizando cemento para su construcción. De esta manera se evitaría la emisión de gases de efecto invernadero que afectan al calentamiento global.

• Intentar evitar el uso de los coches: Por ejemplo,  trasladando el puesto de trabajo más cerca de casa o usando el trasporte público. Incentivar la utilización de la bicicleta para desplazarnos en trayectos cortos, y así ahorrar 30 gramos de CO2 por cada 4,5 kilómetros.

• Incentivar el consumo moderado y la compra de productos ecológicos que no dañen al medioambiente.

• Apoyar iniciativas que promueven la detención de la deforestación: Se estima que la industria maderera emite anualmente unas 1.500 toneladas de CO2.

 

Desde casa también puedes ayudar a frenar el Cambio Climático:

Cambiando las bombillas tradicionales por otras de bajo consumo: Sustituyendo unas bombillas por otras puedes ahorrar más de 45 kilogramos de CO2 al año.

Evitando el uso del agua caliente: para calentar el agua necesitamos mucha energía. ¿Sabías que lavando tu ropa con agua fría ahorras unos 150 kilos de CO2?

• Comprar productos con papel reciclado.

Promoviendo la conducción eficiente: utilizando la marcha adecuada a la velocidad o no frenando o acelerando bruscamente.

 Los países más pobres, que dependen principalmente de sus recursos económicos y de las actividades relacionadas con ellos, son muy vulnerables al cambio climático. La capacidad de adaptación de estas comunidades al cambio climático es fundamental  para reducir su fragilidad y conseguir que sobrevivan y se desarrollen frente a estas adversidades.

Regiones como Burkina Faso se encuentran en tensión frente al calentamiento global y la variabilidad del clima actual. En nuestras manos se encuentra que estas personas aprendan a enfrentarse a los desastres naturales que provoca el cambio climático y a la extrema pobreza en la que se hallan.

En Inspiraction nos comprometemos en la Lucha para frenar el Cambio Climático y trabajamos junto a las comunidades más vulnerables ante sus efectos.

Colabora y Actúa frente a las graves consecuencias del Calentamiento Global.