CC_rs-427x184_0.jpg

© Demotix

El cambio climático es la alteración de todos los parámetros climáticos: temperaturas, precipitaciones, fenómenos climatológicos, etc. Normalmente este tipo de cambios se producen a lo largo de varios siglos, permitiendo a las especies animales y vegetales adaptarse gradualmente a las nuevas condiciones climatológicas. Durante los últimos 2.000 años el clima ha sido relativamente estable con un ligero enfriamiento de la tierra durante el periodo comprendido entre 1500 y 1850.

Sin embargo, la Era Industrial ha supuesto a lo largo de los últimos doscientos años, un grave impacto cultural, económico y climático. Junto con la paulatina industrialización, se ha impuesto una cultura consumista, que genera cada vez más productos desechables y que prioriza el consumo barato frente al consumo responsable. Todo ello genera una emisión de gases que se concentran en la atmósfera agravando el efecto invernadero, contribuyendo a la subida de las temperaturas y al calentamiento global de la tierra.

Gases que han contribuido al Cambio Climático:

  • Concentración de CO2 debido al uso de combustibles fósiles para procesos industriales y medios de transporte.
  • Aumento de Metano (CH4) debido al tratamiento de aguas residuales, al aumento masivo de crianza de rumiantes como alimento, fertilizantes agrícolas, incineradoras de residuos, etc.
  • Elevación del nivel de óxido nitroso (N2O), también utilizado en aerosoles.
  • Uso del PFC e Hidrocarburos (HFC).

Antes de la Revolución Industrial el nivel de CO2 en la atmósfera era del 0.028%, actualmente la concentración de CO2 es de 0.075%.

Efectos del Cambio Climático

El efecto invernadero generado por los gases contribuye a la subida de las temperaturas y al calantamiento global, lo que supone una alteración radical del clima. Algunos de los efectos inmediatos son la alteración de los ciclos hidrológicos, con aparición de inundaciones en zonas tradicionalmente secas o sequías de larga duración. Estas alteraciones se traducen en procesos de desertificación y deforestación que no sólo suponen la pérdida de zonas verdes y por tanto de productores de óxigeno, sino también la extinción de especies animales y vegetales.

Todo ello está contribuyendo a generar climas extremos, con grandes diferencias estacionales que impiden la adaptación de las especies a las condiciones climatológicas.

El Ser Humano: Causante y Víctima del Cambio Climático

El cambio climático supone una de las grandes amenazas de nuestro tiempo, no sólo para la naturaleza y la extinción de especies, sino también para el hombre. A pesar de que los efectos del cambio climático se dejan notar en todo el planeta, no afectan a todas las poblaciones por igual.

Los países pobres o en vías de desarrollo se ven asolados por sequías, inundaciones, huracanes,  desertificación y climas extremos, que dejan a su paso poblaciones devastadas y con escasas oportunidades de recuperación.

En Inspiraction estamos comprometidos con la Lucha Contra el Cambio Climático y con la defensa de los pueblos que se ven afectados por sus efectos. Estos intereses se ven representados en nuestra campaña por la Justicia Climática, en la que pretendemos concienciar a la población sobre el Consumo Responsable y la defensa del Medioambiente, y por otro lado, proveemos a las comunidades más pobres de las herramientas y conocimientos necesarios para generar sus propios recursos.