2017-America-Latina-Pobreza

Casi un 30% de las personas que viven en América Latina y el Caribe son pobres. 172 millones de personas que no pueden cubrir sus necesidades más básicas, no tienen acceso a un empleo, ni a servicios básicos como la sanidad o la educación ni a protección social.

Según el PNUD en 2014, 1,7 millones de personas más cayeron en la pobreza y se estima que a finales de 2016 lo hicieron medio millón más. La mayoría de ellas en Honduras, México y Venezuela. Haití sigue siendo de los países más pobres del mundo según el Índice de Desarrollo Humano y Colombia, Guatemala, Haití y Honduras se encuentran entre los países con mayor desigualdad según el coeficiente de Gini. 

En la toda la región, en el 2014, los ingresos per cápita del 10% más rico eran 14 veces más que los del 40% de la población más pobre.

Ser pobre significa no poder alimentar a tus hijos e hijas, no poder llevarles a un hospital cuando están enfermos o no poder comprar los alimentos que necesitan. La desigualdad hace que desde antes de nacer tus probabilidades de vivir sufriendo aumenten o disminuyan. Es injusto, es doloroso, es inhumano.

América Latina clama justicia

Aunque la región ha mejorado económicamente en los últimos años, la desigualdad tan terrible que se vive condena a millones de personas al sufrimiento. La desigualdad en la región es profunda y generalizada y tiene un enorme efecto en la vida de muchas personas. El lugar en el que naces, la orientación sexual, la religión o pertenecer a una etnia, raza o grupo indígena determinado pueden significar la diferencia entre la pobreza y la riqueza, el sufrimiento o el bienestar. De entre todas las desigualdades, la de género, es la peor de todas. Las mujeres sufren la mayor de las desigualdades.

A la desigualdad de oportunidades se une la violencia, el cambio climático y la discriminación. Factores que empeoran aún más la vida de los que más sufren.

¿Qué estamos haciendo?

2016-09-14-JhonnyPayares(1)Desde InspirAction denunciamos el escándalo de la desigualdad en América Latina y Caribe para que nada ni nadie pueda esconder la injusta situación en la que aún viven millones de personas.

Trabajamos con organizaciones locales para respondan a las necesidades más inmediatas de la población a la vez que trabajan por cambiar las estructuras que permiten que la desigualdad siga siendo una norma en la región. Desde la denuncia de la corrupción, la creación de sistemas fiscales más justos, la lucha por la construcción de paz en todos los países y el cumplimiento de los Derechos Humanos, estamos determinados a cambiar el curso de América Latina, una región rica y única condenada a la pobreza y la violencia.

¿Nos ayudas?

Necesitamos personas comprometidas con transformar esta región liberándola de la desigualdad.

Dona ahora

 

Conoce más sobre nuestro trabajo

Descarga nuestro informe: El escándalo de la desigualdad en América Latina y el Caribe.

Conoce nuestros proyectos a través de los ojos de sus protagonistas.

Conoce las organizaciones con las que trabajamos

Infórmate y date de alta en nuestro boletín