Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

¿Quién está poniendo en peligro nuestros bosques?

jueves, 21 de marzo de 2019  Noticias InspirAction Sudamerica Cambio Climático

El 21 de marzo celebramos el Día Internacional de los Bosques. En InspirAction trabajamos para defenderlos (y defender a sus pobladores) de la depredación todos los días del año.

Los bosques son esenciales para la sostenibilidad del planeta, la vida de más de dos mil pueblos indígenas y 1.600 millones de personas que viven directamente del bosque y el 80% de las especies vegetales y animales del planeta. Además, son fundamentales para frenar y compensar la emisión de gases de efecto invernadero. Estos datos son incontestables y deberían empujarnos a cuidar y preservar este patromonio. Sin embargo, perdemos cada año 13 millones de hectáreas de bosque y la deforestación (emprendida por el ser humano) es responsable de cerca del 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero. En lo que a los bosques respecta, el capitalismo depredador y sus defensores son un arma de destrucción masiva.

La Amazonía está en peligro

Especialmente en Brasil, bajo el mandato de Bolsonaro, quien llegó a decir en campaña electoral que “donde hay una tierra indígena hay una riqueza debajo de ella”, la Amazonía está en peligro.

En cuanto llegó al poder se puso manos a la obra: retiró la competencia a la FUNAI (Fundación Nacional del Indio), encargada hasta entonces de proteger los territorios indígenas frente a las empresas depredadoras, y puso las tierras indígenas bajo la competencia del Ministerio de Agricultura, con enorme influencia del agronegocio. La industria de la soja, del ganado vacuno, de la madera, del petróleo y de la minería tienen enormes intereses en la Amazonía. Los defensores de la Amazonía, e incluso los propios funcionarios de FUNAI, han recibido amenazas de muerte por querer proteger el bosque.

Se calcula que la retirada de protección de tierras indígenas podría poner en peligro entre 6,5 y 15,4 millones de hectáreas y que esto supondría que cerca de dos gigatones (mil millones de toneladas) de carbono dejarían de ser absorbidas por la vegetación y se emitirían hacia la atmósfera. Un devastador efecto para la lucha contra el cambio climático y sin duda, para las 20 millones de personas, muchas de ellas indígenas y afrodescendientes, que habitan y cuidan este espacio natural y que se verían despojadas de sus tierras.

Protegemos la Amazonía

No nos vamos a quedar quietas mirando cómo se destruye este importante espacio natural y sabemos que tú tampoco. Por eso, te animamos a sumarte a la Red de Apoyo de la Amazonía. Llevamos cuarenta años defendiendo a la Amazonía, hemos ayudado a preservar 10.000 kilómetros cuadrados de este bosque y apoyamos a quienes la cuidan en la defensa de sus derechos, en la lucha contra la pobreza y la apuesta por una vida digna y en la presión a los poderes políticos y económicos para que respeten y cuiden la Amazonía y a quienes la habitan. Gracias a esta trayectoria, los pobladores de la Amazonía participan en los procesos de tomas de decisiones, denuncian las violaciones de sus derechos y usan las redes internacionales para concienciar a la sociedad.

  • En Bolivia, trabajamos con las comunidades para lograr una gestión sostenible del bosque y una apuesta por energías renovables.

  • En Brasil, promovemos el liderazgo de quilombolas (afrodescendientes) y comunidades afectadas por las presas hidroeléctricas para la defensa de sus derechos.

  • En Colombia, apoyamos a las comunidades a reclamar la preservación de la Amazonía (en 2016 la deforestación del país creció un 44%)


Dicen que en la defensa de la Amazonía somos como David contra Goliat, porque del otro lado tenemos gigantes poderosos. Pero David se propuso hacer algo que parecía imposible y lo logró. ¿Te apuntas a derribar a los gigantes poderosos para defender la Amazonía?