Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

La brecha de género económica no se cierra con tiritas

miércoles, 8 de marzo de 2017  Noticias InspirAction Igualdad de Género     Mujeres, Violencia de género
La igualdad de género nunca se convertirá en una realidad hasta que los gobiernos inviertan en derribar las restricciones sociales que impiden a las mujeres el acceso al progreso económico en igualdad de condiciones.

Este año el Día Internacional de la Mujer ha tenido un enfoque particular en extender las oportunidades para que las mujeres avancen en el trabajo y en la economía. Estas son las medidas que desde InspirAction consideramos que deben tomarse para conseguirlo.

Queremos que los gobiernos tomen medidas estructurales para que las decenas de millones de mujeres en todo el mundo que trabajan con bajos salarios, en condiciones de pobreza e inseguridad, con derechos laborales precarios y pocas oportunidades para avanzar, se vean protegidas.

Porque si de verdad queremos que la participación de las mujeres en la economía sea plena y equitativa, debemos enfrentar las raíces de la desigualdad de género, especialmente en los países en vías de desarrollo. De lo contrario, todos nuestros esfuerzos no serán más una falsa solución, una tirita inútil.

Los gobiernos, a través de medidas impositivas progresivas, deben aumentar los fondos para fomentar el empoderamiento de las mujeres asegurando que son dueñas de sus futuros financieros, esto incluye mejorar las oportunidades laborales decentes, estables y seguras. Debemos abordar de igual manera el trabajo en el hogar no remunerado, uno de los mayores obstáculos para el desarrollo económico de la mujer.

Los gobiernos deben incluir presupuestos sobre responsabilidad de género para asegurar que los ingresos fiscales estén dando los frutos necesarios para promover la igualdad de género, incluyendo el apoyo a todas las mujeres en el mundo en el trabajo, desde la educación y capacitación hasta servicios de salud y cuidados, siendo la piedra angular para asegurar los derechos de las mujeres y acelerar su participación en la vida económica.

Se necesita promulgar una legislación progresiva que proteja los derechos laborales de las mujeres sobre sus derechos y su poder de negociación colectiva, por ejemplo, su derecho a organizarse y asociarse. Estos derechos son fundamentales, especialmente para aquellas mujeres que trabajan en el sector informal, tales como vendedoras ambulantes o trabajadoras domésticas, que están desprotegidas del derecho laboral.

 En todo el mundo, miles de millones de mujeres son parte del sector informal, sin derechos sociales ni laborales. Muchas se encuentran en puestos que reflejan los estereotipos de género. Además, las mujeres triplican el trabajo no remunerado respecto al de los hombres, según datos de Naciones Unidas.

Del 13 al 24 de marzo, InspirAction junto a Christian Aid estará presente en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (Commision for the Status of Women, CSW) donde plantearemos estas cuestiones.

¿Te interesa?

  • Suscríbete a nuestro boletín y participa en la lucha por la igualdad de género.