Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Haití: ¿cómo aumentar la resiliencia frente al cambio climático tras el paso del huracán Matthew?

miércoles, 19 de octubre de 2016  Blog Haití Cambio Climático     Adaptación al Cambio climático
Artículo publicado en New Internationalist Blog

2016-10-Hucaran-Matthew2-t300

El huracán Matthew ha matado a cientos de personas tras su paso por Haití mostrando así el poder del clima para arrasar con la vida de las personas más pobres y vulnerables. 

La respuesta inmediata de las agencias humanitarias y las ONG de desarrollo, como InspirAction y nuestras socias en Haití, debe garantizar las necesidades básicas de las personas más afectadas: alimentos, vivienda, agua potable, mantas, suministros de saneamiento e higiene. 

La inmediatez de la emergencia ante el desastre dará paso a posteriori a la recuperación y rehabilitación de las comunidades para que puedan reconstruir sus vidas tras las difíciles secuelas de la devastación.

El pueblo haitiano sabe que esto no es un hecho aislado: van a tener que hacer frente a desastres similares en el futuro, y esta realidad debe ser aterradora.

Con el avance del cambio climático, los pequeños Estados insulares como Haití están más expuestos a fenómenos meteorológicos extremos tales como el huracán Matthew. La deforestación ha agravado esta vulnerabilidad lo que explica por qué la vecina República Dominicana se ve menos afectada por las tormentas que Haití. 

El huracán Matthew ha pasado después por Florida, pero los países más ricos y las personas que también se han visto gravemente afectadas, tienen mayor capacidad para recuperarse y protegerse- ya sea con medios materiales para fortalecer sus casas, sus carreteras, barreras  contra las inundaciones…o mediante la contratación de seguros y otros recursos económicos.

Sin embargo, para Haití cada fenómeno meteorológico extremo -el devastador terremoto de 2010 ha sido el peor sin duda - los hunde aún más en la pobreza y hace que la recuperación sea cada vez más difícil.

Recursos y equipamiento para hacer frente a los retos climáticos

Un informe de 2012 destaca que el cambio climático juega un papel “cada vez más importante y significativo" en los desastres naturales en América Latina y el Caribe. Y el conocimiento que ya tenemos sobre el cambio climático implica que, una vez superadas las fases de rescate y recuperación, tenemos la oportunidad para construir la capacidad de resiliencia de Haití frente al cambio climático.

Haití se ha comprometido a reducir sus emisiones en un 30% para el año 2030, como parte de las contribuciones nacionales que se presentaron ante Naciones Unidas hace un año, previas al acuerdo de París. Haití cuenta con un Plan nacional de acción climática centrado en apoyar a las comunidades para que estén preparadas frente a los desastres. 

Las socias locales de InspirAction en Haití tienen capacidad para ayudar a evacuar a las personas afectadas; aumentar la resiliencia tras el paso de los huracanes significa por ejemplo, reconstruir la capa fértil del suelo que ha sido arrastrada junto con los cultivos de este año. Las carreteras, los sistemas de comunicación, los suministros de agua, alimentos y combustibles para cocinar –elementos esenciales- tendrán que ser reforzados para que puedan soportar una mayor fuerza de futuras tormentas. 

En 2015, los Estados y las agencias humanitarias en la Cumbre Mundial Humanitaria acordaron dejar de usar el término “necesitar” y utilizar “capacidades locales”. Para que esto suceda, las comunidades en Haití deben tener suficientes recursos y equipamiento para hacer frente a los retos climáticos y poder protegerse de los efectos de los desastres futuros. 

Se puede hacer. Por ejemplo, tras el terremoto de 2010 nuestras socias locales ayudaron a  agricultores/as a rehacer sus vidas, formaron a albañiles para que pudieran reparar sus casas y 35.000 personas recibieron formación para prepararse y responder a los desastres naturales. También construyeron 550 viviendas resistentes a los terremotos: en algunas zonas afectadas por el huracán Matthew estas casas han resistido la fuerza de la tormenta.

Cumbre de Marrakech: compromisos de financiación europeos

Y ¿los gobiernos europeos, qué pueden hacer más allá de actuar frente a un desastre?  

En primer lugar es necesario cumplir con el Acuerdo sobre el Clima de París y mantener la temperatura por debajo de 1.5ºC para evitar así que sigan aumentando los fenómenos  meteorológicos extremos en todo el mundo. Esto implica poner en marcha planes nacionales de reducción de emisiones ambiciosos y una rápida transición global hacia un futuro bajo en carbono: un cambio significativo para dejar de invertir en combustibles fósiles y hacerlo en energías renovables y eficiencia energética. 

En segundo lugar, los países ricos deben cumplir con sus compromisos para financiar la adaptación y la resiliencia en los países más pobres - como Haití – con ayuda para que puedan estar mejor preparados por sí mismos ante fenómenos meteorológicos extremos. 

En las negociaciones de la COP21 en París el pasado mes de diciembre hubo un compromiso para entregar al menos 100 millones de dólares anuales de financiación para apoyar a los países más pobres ante el cambio climático y poder salir de la pobreza. Estos compromisos deben materializarse en la próxima Cumbre de Cambio Climático de Naciones Unidas que tendrá lugar del 7 al 18 de noviembre en Marrakech para contribuir a la reconstrucción de  países como Haití.