Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

España y la lucha contra el VIH/ sida

lunes, 20 de diciembre de 2010  Blog Salud     Ayuda Humanitaria, Salud

Hace unos días el Consejo de Ministros aprobó un drástico recorte en la ayuda oficial al desarrollo destinada a la lucha contra el VIH/SIDA. En concreto, el apoyo que el Gobierno prestará en 2010 al Fondo Mundial de lucha contra el SIDA la tuberculosis y la malaria se reducirá un 46 %. Parecen sólo cifras, y sí, lo son. Cifras que nos cuentan que, durante la conferencia de reposición del Fondo Mundial para el periodo 2007-2010 el Gobierno se comprometió a destinar 600 millones de dólares al Fondo Mundial, de los cuales aún tenía pendiente la contribución del 2010, 189 millones de euros. Sin embargo tras la decisión tomada por el Consejo de Ministros, España finalmente aportará únicamente 103 millones de euros, un 46% menos de los 189 millones prometidos. Cifras y datos tras los que se esconden otras cifras, que esta vez no se refieren a millones de euros sino a miles de vidas humanas: Los 86 millones de euros que España dejará de aportar se traducen en más de 130 mil personas que no podrán continuar con su tratamiento contra el SIDA y la tuberculosis, y en dos millones y medio menos de mosquiteras contra la malaria. El cuento acaba mal. Y lo peor es que no termina aquí: a esta preocupante decisión se une el hecho de que España aún no ha hecho público su compromiso para los próximos tres años con el Fondo Mundial. El temor a un recorte incluso mayor en los próximos tres años es una realidad que puede tener consecuencias muy graves. Pero aún estamos a tiempo de conseguir que este cuento no termine tan mal. En InspirAction seguiremos apoyando a la coalición Tenemos Sida para presionar al gobierno español y hacerle reconsiderar la necesidad de proteger los presupuestos que inciden directamente en el bienestar (en este caso, la pura supervivencia) de las personas más desfavorecidas. Crédito imagen: InspirAction (c) Brenda Hayward