Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

El G20 podría dejar fuera de la agenda de Cannes la lucha contra la evasión fiscal

lunes, 24 de octubre de 2011  Notas de prensa Justicia Fiscal     Evasión fiscal

Los países más poderosos del mundo pueden estar a punto de renegar de sus promesas de ayudar a las naciones en desarrollo a combatir los desvíos masivos de impuestos realizados por las multinacionales en los países en desarrollo.

Según el borrador que se ha filtrado del informe que se hará público mañana viernes tras la reunión de ministros de desarrollo del G-20 en Washington, es muy posible que la declaración haya quedado muy debilitada con respecto a las anteriores versiones, que hacían un fuerte hincapié en hacer frente a la evasión de impuestos que perjudica a los países más  pobres.

"Estamos alarmados por lo que hemos oído sobre el borrador del comunicado," indica Isabel Ortigosa, responsable de Incidencia Política de la ONGD InspirAction. "Calculamos que la evasión de impuestos cuesta unos 160.000 millones de dólares anuales a los países en desarrollo, mucho más de lo que reciben en concepto de ayuda oficial al desarrollo. En 2010, los jefes de Estado del G-20 se comprometieron a ayudar a los países pobres a aumentar sus ingresos fiscales, pero tememos que en su comunicado de mañana viernes, el G-20 puede restar importancia a la gravedad de esta amenaza y renegar de sus promesas”


"Hemos oído que en el último borrador del comunicado la relevancia del abuso de los precios de transferencia por parte de empresas sin escrúpulos interesadas en evadir impuestos quedará minimizada, mientras que las referencias a las reformas que obliguen a las multinacionales a revelar más información acerca de sus finanzas probablemente desaparecerá.

"Incluso el reconocimiento de que algunas empresas multinacionales evitan pagar impuestos en países en desarrollo podría ser suprimido, al igual que el compromiso de ayudar a los países pobres a mejorar su capacidad a la hora de recaudar impuestos.

"Nos encantaría que estas filtraciones resultasen ser incorrectas, y que el comunicado final de mañana viernes contenga un discurso que refuerce los compromisos que aparecieron en los primeros borradores, que son el mínimo aceptable.

Alvin Mosioma, Coordinador de la red Tax Justice Network Africa, afirma: "Estas filtraciones indican que el G20 podría, con una decisión así, socavar los esfuerzos de los países en desarrollo para incrementar sus ingresos propios, que son imprescindibles para reducir la pobreza y financiar el desarrollo sostenible. Otras instituciones, como la Unión Africana y la Comisión Económica para África de Naciones Unidas, están tomando medidas concretas para luchar contra los flujos financieros ilícitos. Sin embargo, dada la influencia del G-20 sobre la arquitectura financiera global, la falta de una mención concreta sobre la lucha contra la evasión fiscal en el comunicado que se hará público mañana supondría un enorme retroceso en los esfuerzos para frenar los flujos ilícitos que son absorbidos por jurisdicciones secretas, muchas de las cuales están ligadas a países del G-20".


Últimas emergencias
Cooperación para el cambio