Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

El Día del Medio Ambiente no es un día cualquiera

lunes, 5 de junio de 2017  Blog Cambio Climático     Consecuencias Cambio climático
… Son todos. El 5 de junio se celebra el 44 aniversario de la proclamación por parte de Naciones Unidas del Día Mundial del Medio Ambiente.

“Conectar a las personas con la naturaleza” es el lema de este año y negar su importancia en nuestras vidas sería el mayor error y la peor mentira de todas.

La palabra medio ambiente nos transporta a naturaleza, paz, tranquilidad… A una idea muy verde e infinita que parece que sólo puede estar a nuestro alcance “los días libres”, pero no nos damos cuenta de que nos rodea, estemos donde estemos, día y noche.

Desde las ciudades, el campo, la playa, de este a oeste, de sur a norte, de los polos al ecuador…

El objetivo de este día es lograr que podamos “estrechar” nuestro vínculo con la naturaleza, que respiremos aire fresco y limpio, que disfrutemos de las diferentes tonalidades de la primavera, los marrones que nos traerá el otoño, de la tranquilidad de la brisa, el sonido del mar, el cantar de los grillos… De todo lo que está a nuestro alrededor que debemos de cuidar para que no desaparezca.

Pero no lo estamos haciendo muy bien

Todos recordaremos Chernóbil, el Prestige, Fukushima, la plataforma Castor, etc. ¿El denominador común? Que fueron provocados por la mano del ser humano y que sus consecuencias medio ambientales (con nosotros incluidos) fueron, y siguen siendo, devastadoras a todos los niveles.

Pueden parecernos lejanos en el tiempo, creer que hemos aprendido la lección y que nunca volveremos a repetir un error tan grave. Pero entonces nos viene a la mente la imagen de la Sirenita de Copenhague pintada de rojo por un grupo de activistas en protesta por la caza de ballenas en las Islas Feroe de hace unos días, el 30 de mayo, y resulta que no estamos asimilando y actuando lo suficientemente rápido para parar la peor de todas las catástrofes y llegar a ese punto “de no retorno” cada vez se vuelve más real.

2017-06-05-DiaMedioAmbiente1

La destrucción de los ecosistemas, la disminución de los glaciares, el deshielo de los casquetes polares, la subida del nivel del mar, la pérdida de biodiversidad, la acidificación del agua, la erosión, la desertización… Son todos estos fenómenos que de sólo leernos nos entra pánico de saber qué va a ser lo siguiente.

Estamos a tiempo de cambiar el rumbo del barco

Tanto a nivel nacional como internacional, la conciencia de la sociedad es mayor, los movimientos ecologistas cada vez están ganando más peso y los políticos están teniendo en cuenta dentro de sus agendas esta gran exclamación de auxilio verde, que podemos encontrar presente, por ejemplo, en todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Existen estudios, informes, países o ciudades modelo… Por lo que tenemos los conocimientos y los medios para parar esta “sexta extinción”, que nos revelan que la biodiversidad es uno de los factores clave para asegurar el bienestar humano a largo plazo o que las energías renovables son la pieza fundamental para garantizar la eficiencia energética y la sostenibilidad.

Como muchos investigadores han dicho, estamos tirándonos desde un helicóptero pero sin paracaídas.

Por lo único que nos falta es actuar, pero en serio. No más parches, no más excusas o medidas cortoplacistas, si no pensamos a largo plazo y la sostenibilidad de nuestro entorno/planeta, el futuro que nos espera es muy probablemente desolador.

¿Nuestro papel?

Respetar el medio ambiente, ser consecuentes con nuestras actividades diarias, principios y valores. Reducir nuestra huella ecológica (la española está en casi 3, lo que significa que necesitaría casi tres veces el territorio español para satisfacer nuestras demandas, puesto que consumimos más de lo que producimos), pedir a nuestros gobernantes que sean consecuentes con sus promesas y que tomen las medidas pertinentes.

2017-06-05-DiaMedioAmbiente.png

Necesitamos recuperar esa parte de la conexión con la vida social, el entorno natural, que hemos ido dilapidando y desplazando con nuestros hábitos de consumo y producción.

No es una utopía, somos soñadores incorregibles en lucha de la no conformidad. No hablamos de volver atrás en el tiempo, si no de reconstruir nuestro modelo para llegar a un equilibrio ecológico.

Por todo esto es importante, para ti y para mí.