Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

El clima no puede esperar más


Los jefes de Estado de la Unión Europea se reúnen el jueves 20 para discutir y negociar un paquete de políticas del clima de aquí a 2030. Es hora de que Europa asuma los esfuerzos necesarios en la lucha contra el Cambio climático.

Los próximos días son cruciales para la justicia climática. Los jefes de Estado de la Unión Europea se reúnen el jueves 20 para discutir y negociar un paquete de políticas del clima que incluye la reducción de gases de efecto invernadero y la fijación de objetivos de eficiencia energética y de energías renovables de aquí a 2030.

La propuesta que hasta ahora ha hecho la Comisión Europea contempla una reducción del 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero, sin embargo se trata de una cifra insuficiente. Algunos países como Reino Unido han pedido un 50% de reducción, pero tampoco se ajusta a las recomendaciones científicas, que demandan para Europa desde un 55% hasta un 80%. Según la Comunidad Científica Internacional, debemos mantener el aumento de la temperatura global muy por debajo de los 2 grados centígrados, ya que superar esta cifra generaría una situación climática mucho más desastrosa que la actual.

En cuanto a los objetivos de eficiencia energética y energías renovables, desde Europa se manejan posibles cifras como 30 y 40% respectivamente, sin embargo, son cantidades poco ambiciosas. España, por su parte, ha adoptado una posición débil. En este sentido, la reforma del sector eléctrico del Gobierno español constituye un nuevo paso atrás, ya que supone la penalización de las renovables y el autoconsumo, manteniendo al país dependiente de energías sucias. Esto generará una situación insostenible a nivel medioambiental.

El Cambio climático tiene consecuencias y ya afecta a la vida de miles de personas, sobre todo a aquellas comunidades más pobres y vulnerables. Es una alteración brusca de los equilibrios medioambientales entre el hombre y la naturaleza. Los daños pueden ser nefastos si no se toman decisiones conjuntas. Por ello, necesitamos acciones contundentes, que alejen cada vez más la continua inversión que se hace en combustibles fósiles y apuesten por energías limpias y renovables.

Desde InspirAction creemos que estas demandas deben incorporarse en el paquete sobre Cambio climático 2030, que se discutirá el próximo jueves. Estas medidas permitirán a la Unión Europea liderar un proceso de lucha contra este grave problema, tan esperado por la sociedad civil. De hecho, un conjunto de normas fuertes asegurará una posición europea sólida y unida de cara a la Cumbre Climática de Ban Ki Moon, que se celebrará en septiembre de 2014.

Es esencial que Europa se establezca como punto de referencia para otros países en las negociaciones sobre un acuerdo climático global y para ello, es fundamental la adopción de objetivos fuertes. El Cambio climático ya está provocando efectos devastadores en el medio natural y las personas. ¡Es hora de actuar!