Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

El amor tipo “Disney” del siglo XXI

viernes, 1 de septiembre de 2017  Blog Igualdad de Género
¿Se acabaron las damiselas en peligro que esperan con su bonito vestido a su valiente y perfecto príncipe?

Intentar romper los círculos viciosos que justifican y normalizan las violencias machistas resulta casi misión imposible si no conseguimos modificar los mensajes que recibe y transmite la propia sociedad hacia una visión más progresista.

Violencia machista y mitos del Amor Romántico” es un estudio realizado por el Colectivo Rebeldía, que analiza las agresiones machistas bajo el argumento de que “al amor lo puede todo”.

Podríamos creer que las nuevas generaciones están más avanzadas en todos los aspectos, “l@s niñ@s de ahora crecen muy rápido” o “no tienen ná que ver con cómo éramos antes” son las típicas frases que podríamos escuchar al salir de comprar el pan. Pero la realidad es muy quisquillosa.

A pesar de haber avanzado en materia de reconocimiento de derechos y libertades de diferentes grupos o colectividades (mujeres, LGTBI, etc.), la visión de la pareja tradicional sigue manteniéndose firme cual muro de hormigón.

Así, diferentes encuestas realizadas en Bolivia han dado los siguientes resultados:

2017-09-01AmortipoDisneyGraf

Estas actitudes son el reflejo del gran reto que tenemos entre manos. Porque se siguen normalizando las agresiones y violaciones que nunca han tenido justificación que valga. Si la quieres, si la amas… Respétala, no hay más.

La era del (des)control

“Son celos sanos” es otra de las frases que (no) nos cansamos de escuchar y que parece no pasar de moda. Considerar que hay actos que pueden estar justificados por el simple factor de que es una muestra de amor, de saber que le importas… No es más que una falacia. ¿Acaso decimos que un tumor puede ser bueno? Sí, puede ser benigno, pero eso no elimina el hecho de que es un tumor, ¿no? Pues del mismo modo los celos son la máscara de la violencia por mucho que queramos creer que vienen de un gesto de afecto y cariño, no lo son.

Actualmente existe un excesivo control de las redes sociales, sobre todo en nuestra población más joven. Qué subes, con quién, dónde, cuándo, a quién le gusta, quién y qué comenta… Ha dejado nuestras vidas privadas abiertas al público para todas las edades.

No será la primera vez que nos cuentan que su pareja le ha montado “un pollo” porque no le ha dado el patrón del móvil, la contraseña del Facebook, no le deja mirar sus whatsapps, etc., porque si no lo haces es que algo escondes y eso no se puede permitir.

2017-09-01AmortipoDisneygWs-t300Al igual que no nos resultaría extraño escuchar que una pareja ha discutido porque el doble tick está azul, está en línea, se acaba de conectar, ha retwitteado, le ha dado like, ha comentado en Facebook y un sinfín de movimientos en las redes sociales seguido de un “y no me contesta”. O en un tono más agresivo: ¿por qué subes esto? ¿A quién va dirigido? ¿Qué quieres? ¿Ponerme celoso? Bórralo, me haces quedar mal, menos mal que estoy pendiente de lo que haces…  

Cualquiera de estos actos, que nos resultan tonterías, puntuales y pasajeras, pueden derivar en situaciones límites mucho más graves, tales como maltrato, asesinato o feminicidio. Por muy exagerado que nos pueda sonar, son situaciones que ocurre en nuestros días.

Considerar que la privacidad de una persona va asociada a la confianza en una pareja, es otra de las grandes mentiras encubiertas. Del mismo modo que estar pendientes de lo que hace o deja de hacer a través del móvil no es, en definitiva, quererla más.

Pero no nos equivoquemos, el problema no es la herramienta, sino el uso que estamos haciendo de ella.

Dime ven y lo dejo todo

Y cuántas veces habremos escuchado (y seguiremos escuchando) o incluso dicho que las amistades están por encima de la pareja, que un amigo o una amiga son para siempre y que las parejas vienen y van… ¿O era al revés?

“Cuando realmente llegas a amar a una persona, te importa mucho esa persona, porque incluso si tienes planes  con tu papá y te dice ‘vamos hija’, haces todo lo posible para verte con esa persona, mientes, escapas  de  compromisos,  fallas  a  compromisos,  das todo, das todo por esa persona sin medir nada, no te va importar el tiempo, no te va importar si está lloviendo, soleando, esté haciendo calor, frío, no te va importar absolutamente nada tan solo estar con esa persona”-Mujer joven de El Alto

Este el sentimiento de pertenencia es otro de los motivos por los que se siguen cometiendo innumerables delitos. "La maté porque era mía", "me iba a dejar y eso no podía permitirlo", "verle con otra persona me ponía enfermo", "sólo quiero recuperar lo que es mío", "ella es mía por derecho"...

2017-09-01AmortipoDisney3-t300Felices sin perdices

Aunque creamos vivir en una sociedad donde existen más libertades, donde no se ve mal que una chica o mujer pueda vestir como quiera, querer a quien quiera o que tenga 30 años y sea madre soltera o simplemente soltera… Seguimos cayendo en los mismos pozos sin fondo. Y es que a pesar de que la mujer está cobrando protagonismo en la esfera pública y en el mercado laboral, esto no necesariamente ha implicado el desapego de sus roles o “responsabilidades” en el ámbito privado.

Pero esto sólo puede darnos más fuerzas, para seguir reclamando que se respeten nuestros derechos, nuestras elecciones y nuestra integridad. Ser como queramos ser.

Queremos vivir y ser nuestras propias salvadoras.

NO ES HORA DE CALLAR