Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Brasil: preocupante aumento de asesinatos de defensores y defensoras de los Derechos Humanos

Exigimos una investigación urgente sobre los homicidios de defensores y defensoras de los derechos humanos en Brasil tras el asesinato de Marielle Franco y otros activistas que defienden sus tierras ante la explotación minera.

El asesinato de la concejala Marielle Franco ha generado una profunda conmoción en Brasil, que se ha extendido a otros lugares de América Latina y del mundo. El Coletivo pelos Direitos no Brasil/ Madrid y la asociación Maloka han convocado esta tarde a las 18:00, una concentración ante la Embajada de Brasil en Madrid para exigir justicia para Marielle Franco y que se lleve a cabo una investigación a fondo.

El preocupante retroceso democrático y la escalada de violencia que sufre el país han desencadenado numerosas manifestaciones y movilizaciones sociales. Marielle Franco había denunciado en las últimas semanas un incremento de la violencia policial en las favelas y se había opuesto a la intervención militar en Río de Janeiro, decretada por el presidente Michel Temer para tratar de contener una violencia permanente que no para de crecer desde el fin de los Juegos Olímpicos de 2016.

La represión se ceba también con las poblaciones indígenas y quilombolas que ven como la falta de regulación de las actividades mineras en la Amazonia brasileña contamina sus tierras y acaba con sus medios de vida: Paulo Nascimento, líder quilombola del municipio de Barcarena (región amazónica), fue asesinado la semana pasada tras denunciar violaciones de los derechos humanos relacionadas con la contaminación por bauxita.


Marielle Franco, asesinada por denunciar la violencia policial

La activista de los derechos humanos y concejala del Partido Socialismo y Libertad, Marielle Franco, y su conductor, Anderson Pedro Gomes, fueron asesinados a balazos el pasado 14 de marzo en la ciudad de Rio de Janeiro. El ataque se produjo un día después de que la concejala volviera a criticar la intervención en la seguridad de Río de Janeiro en un mensaje en las redes sociales. "¿Cuántos más tienen que morir para que esta guerra acabe?", se preguntaba Franco. 

Marielle Franco fue la quinta más votada en las elecciones de 2016 para el Concejo de Río de Janeiro, y era la relatora de la comisión del Concejo creada para fiscalizar las operaciones policiales en el marco de la intervención militar. Su carrera política se había caracterizado por su trabajo en defensa de los derechos humanos, especialmente de las mujeres negras como ella. Ya había publicado otros mensajes cuestionando la violencia de la Policía en Río de Janeiro.

Como experta en violencia policial, Franco acusó el 10 de marzo a los agentes de ser demasiado agresivos en la búsqueda de residentes de barrios marginales controlados por pandillas. El mismo día en São Paulo, la policía antidisturbios lanzó gases lacrimógenos y balas de goma contra los docentes que realizaban una protesta para oponerse a la votación de una reforma de las pensiones.

 

Paulo Nascimento, asesinado por denunciar la contaminación de aguas en el Amazonas

El 11 de marzo fue también asesinado, en el municipio de Barcarena (región amazónica), el líder comunitario Paulo Nascimento, conocido por denunciar violaciones de los derechos humanos relacionadas con la contaminación por bauxita. Nascimiento había estado liderando una demanda por daños ambientales contra la planta de elaboración de aluminio Alunorte, propiedad de la empresa noruega Norsk Hydro, acusada de contaminar las aguas locales causando así enfermedades y destruyendo la flora y la fauna de la zona.

Además, se encuentran bajo amenaza de muerte otros dos líderes locales. Las organizaciones de la sociedad civil los congresistas locales han anunciado que llevarán el caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y otros organismos internacionales.