Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Situación humanitaria en Sudán

jueves, 5 de mayo de 2011  Noticias InspirAction     ACT Alliance

Desde el pasado 21 de mayo, tropas sudanesas procedentes del Norte del país han tomado la región de Abyei, provocando fuertes tensiones en la zona. A pesar de que los actos violentos y los enfrentamientos parecen haber cesado, se estima que alrededor de 76.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares en busca de un lugar más seguro. Algunas de ellas están regresando paulatinamente a sus casas. La aparente calma no logra camuflar la tensión provocada por la presencia de las tropas sudanesas y civiles armados.
 
 
La respuesta de InspirAction
 
InspirAction está evaluando muy de cerca la situación en la región. Nuestras contrapartes de ACT Alliance, con quienes estamos en permanente contacto, están monitoreando el avance de los hechos y previendo una posible respuesta humanitaria. Las labores de seguimiento y evaluación se están centrando en informes continuados de las personas que están poco a poco regresando a sus hogares. Además, nuestras contrapartes tendrán preparadas mantas, mosquiteras y otros artículos no alimenticios para 700 familias afectadas por la situación.   
 
 
Una región problemática
 
La región de Abyei ha sido siempre objeto de fuertes convulsiones socio-políticas, principalmente debido a los choques tribales y a sus riquezas naturales (petróleo, sobre todo). Además, la región quedó al margen de los acuerdos de paz firmados en 2005 y ha sido administrada hasta la fecha por el gobierno sudanés y el gobierno del sur de Sudán.
 
La suerte de Abyei se decidirá en un referéndum cuya fecha todavía no ha sido acordada. Mientras tanto, las tensiones entre los grupos étnicos del norte y el sur de la zona se acrecentan, sobre todo después del referéndum que tuvo lugar el pasado enero. En los últimos meses, varios enfrentamientos se han saldado con al menos 30 muertes.