Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Los indígenas quilombolas se movilizan para reivindicar sus tierras

viernes, 29 de abril de 2016  Noticias InspirAction Brasil Construyendo Paz     Pueblos indígenas
“Nosotros, los quilombolas y los indígenas, somos los verdaderos protectores de la naturaleza” (Carlos Printes, miembro de una de las comunidades quilombolas).

Estas palabras de indignación se repitieron el pasado miércoles 27 de mayo cuando más de un centenar de representantes de los pueblos quilombolas de Oriximiná y otras comunidades indígenas de Brasil se manifestaron por las calles de Santarém (Pará). El objetivo de la protesta era reivindicar sus derechos territoriales y denunciar la falta de actuación por parte de las administraciones responsables: el Instituto de Conservación de la Biodiverdad Chico Mendes (ICMBio) y el Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (INCRA).

Los indígenas quilombolas de Oriximiná llevan desde el año 2000 reclamando la titularidad de las tierras en las que viven, mientras que las explotaciones mineras y madereras se expanden casi sin freno en la región.

El pasado año 2015, una decisión judicial fijó un plazo de dos años, para la regularización de las tierras quilombolas del Alto Trombetas, en Oriximiná; pero el ICMBio no ha continuado con el proceso como estaba previsto, argumentando que estas tierras se encuentran en zonas de territorio protegido.  

No obstante, esto no ha impedido que el ICMBio haya autorizado la explotación por parte de grandes empresas de los recursos madereros y la bauxita existente en una de estas “zonas protegidas”, el Parque Nacional Sacará-Taquera. Con esto se está obviando el impacto medioambiental de estas actividades y poniendo en peligro las superficies de territorio que deben ser adjudicadas a los pueblos quilombolas y que ya se están viendo afectadas.

Como denunciaba el activista Aluízio Silverio durante la manifestación: “El gobierno sí pone su firma para liberalizar la minería, pero no para registrar las tierras quilombolas”, “Necesitamos que la titularidad de nuestras tierras, que están siendo invadidas por la industria maderera y minera”.

Por eso, distintas organizaciones como la Comissão Pro-Indio (CPI), contraparte de InspirAction, reclaman:

  • La publicación de los Informes Técnicos de Identificación y Delimitación de los Territorios, primer paso para la concesión de la titularidad de las tierras.

  • El cumplimiento de los plazos fijados por los órganos judiciales para el proceso por parte del ICMBio e INCRA.
  • Que no se autoricen explotaciones empresariales en sus tierras antes de que se regularice la situación. 

Desde InspirAction, nos sumamos a la denuncia con la esperanza de que el proceso avance y se cumplan estas históricas reivindicaciones, porque el cumplimiento de los derechos constitucionales no puede esperar.