Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

La batalla contra las Empresas Fantasma, continúa.

jueves, 13 de noviembre de 2014  Blog Justicia Fiscal     Evasión fiscal, Transparencia

Según la Comisión Europea, la Unión Europea pierde cada año alrededor de 1 billón de euros por culpa de la evasión fiscal. Esto supone, según el anterior Comisario Europeo de Fiscalidad y Unión Aduanera Algirdas Šemeta, "la pérdida escandalosa de los ingresos que la UE tanto necesita", así como "una amenaza a la justicia fiscal". La cantidad de dinero que pierden las arcas públicas es increíble. Si contáramos 1 billón de euros uno a uno, tardaríamos 31.709 años. ¿Cómo se puede ocultar un billón de euros sin tributar? Una de las respuestas es el secreto empresarial, formula que las multinacionales aprovechan con la creación de empresas fantasma. Una empresa fantasma sería el equivalente financiero al remedio casero de guardar el dinero bajo del colchón. Como evidentemente un billón de euros no cabe debajo de la cama, las multinacionales y los grandes patrimonios usan estas herramientas para ocultar fondos y no declararlos a “Hacienda”. La mayoría del dinero escondido por empresas fantasma procede de fuentes legítimas. Sin embargo, aquellos que necesitan ocultar la procedencia de su dinero –delincuentes, narcotraficantes, dictadores corruptos, grupos terroristas…- también hacen uso de estas herramientas para así poder blanquear su dinero. Por ello cada vez hay más presión para poner fin al secreto empresarial. La nueva Directiva Anti-Blanqueo de Dinero que se está discutiendo en la UE ofrece una oportunidad única para poner fin al secreto empresarial. La solución pasaría por asegurar que todos los Estados miembros tuviesen un registro de acceso público de los beneficiarios últimos de las empresas para poder comprobar quién o quiénes son realmente los propietarios de esas sociedades anónimas. Desde InspirAction llevamos tiempo presionando con nuestra campaña Caza Empresas Fantasma y gracias a la presión de la ciudadanía y al trabajo realizado junto a varias organizaciones en Europa, conseguimos el apoyo del Parlamento Europeo. En la votación que tuvo lugar el pasado mes de marzo de 2014, una amplia mayoría de europarlamentarios aprobaron la creación de este registro público.

A principios este mes de octubre, el Parlamento Europeo, la Comisión y los Estados miembros comenzaron las negociaciones para aprobar la nueva Directiva Anti-Blanqueo de Dinero. Las reuniones, que deberían concluir en diciembre, no están avanzando todo lo deseado y hoy por hoy, existe el riesgo de que la idea de crear registros públicos quede en papel mojado. No solo las arcas de nuestro Estado se beneficiarían de la creación de un registro público que frene el blanqueo de dinero, si no también los países en vías de desarrollo. Cada año, estos países pierden grandes sumas de dinero a causa de la evasión fiscal de las grandes multinacionales que operan en su territorio. Ese dinero que pierden es mayor que toda la ayuda al desarrollo que perciben. Es tan paradójica la situación que hay más flujo monetario procedente de África que el que se destina al continente más pobre del planeta en concepto de ayuda. Acabar con el secreto empresarial podría ser una medida para revertir este flujo. Es hora de que pongamos fin a la práctica absurda de no saber quién está detrás de nuestras empresas. En una economía de mercado donde el lavado de dinero, la financiación de grupos terroristas y la evasión de impuestos son prácticas habituales, no podemos permitir que los criminales se escondan tras las empresas fantasma y las arquitecturas empresariales. Es hora de desenmascararles y desde InspirAction trabajaremos por conseguirlo. -        Conoce a fondo nuestra campaña Caza Empresas Fantasmas

Noticias relacionadas
Proyectos relacionados