Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Índice de secretismo financiero: la promesa rota del G20

martes, 4 de octubre de 2011  Noticias InspirAction     G20, Transparencia, Transparencia

Los líderes mundiales prometieron en la cumbre del G-20 en abril de 2009 que "la era del secreto bancario había terminado" y encargaron a la OCDE, un club de países ricos, que hiciera realidad esta declaración.

 Para muchos, este momento iba a marcar el inicio de una campaña rigurosa que terminaría con las jurisdicciones secretas, los llamados paraísos fiscales.

Pero estas expectativas no se han cumplido. La retórica se aleja de la realidad, como pone de relieve el Índice de Secretismo Financiero, un proyecto de investigación masiva e independiente, de ámbito global, que revela que el secreto bancario es una práctica más arraigada que nunca.

El Índice, elaborado por Tax Justice Network con el apoyo de InspirAction, lista 72 jurisdicciones opacas. Suiza, que acaba de firmar un controvertido acuerdo con Reino Unido, encabeza la lista como el proveedor de secretismo financiero más dañino del mundo. Las Islas Caimán, donde revelar información bancaria es un delito, y el mero hecho de solicitarla puede llevar a sanciones, es el segundo, y Luxemburgo, que se ha opuesto a los intentos de la UE para hacer frente al secretismo, es el tercero.

Isabel Ortigosa, responsable de Incidencia de InspirAction, afirma: "Lamentablemente, y a pesar de que el G20 se comprometió en Londres a eliminar los paraísos fiscales, los resultados muestran que las jurisdicciones más opacas en realidad han aumentado su actividad, y ahora son más las jurisdicciones que ofrecen una mayor opacidad.

"La opacidad de los paraísos fiscales facilita delitos como el lavado de dinero, la corrupción y la evasión fiscal. También tiene un grave impacto sobre las economías de los países en desarrollo ya que permite a algunas empresas que operan a nivel internacional engañar a las administraciones tributarias de estos países ocultando sus obligaciones fiscales. "

Descárgate el índice

 

¿Por qué no hemos avanzado?

Las jurisdicciones opacas han buscado a toda costa la firma de acuerdos de intercambio de información con otras jurisdicciones, con el fin de entrar en la "lista blanca" elaborada por la OCDE. Casi todas lo han conseguido, y ahora se proclaman cooperativas, respetables, transparentes, limpias y bien reguladas. Pero los estándares de la OCDE son lamentablemente inadecuados. Estos acuerdos implican que para conseguir información de una jurisdicción secreto, debe conocerla, y así poder solicitarla. Éste, evidentemente, no es un modelo de intercambio de información eficaz. Muchas jurisdicciones, mientras firmaban alegremente estos acuerdos de intercambio de información, han ido incorporando nuevas y feroces herramientas para fortalecer el secreto bancario.

 

Algunos puntos positivos


• Una iniciativa pionera en Estados Unidos dentro de la Ley de Dodd-Frank ha hecho reducir la puntuación estadounidense en cuanto a secretismo. Estados Unidos también ha tomado medidas enérgicas contra la evasión de impuestos facilitada por los bancos suizos. Sin embargo, EEUU sigue siendo una gran jurisdicción opaca.


• Suiza ha hecho pequeñas concesiones adicionales, que parecieran minar su secreto bancario, pero lo cierto es que ha mantenido el núcleo de su modelo de secreto firmemente intacto.


• Bélgica, Guernsey y la Isla de Man mejoraron sus calificaciones en cuanto al secretismo después de que decidiesen adoptar un modelo de intercambio automático de información con la Unión Europea.


• Aunque el modelo de la OCDE sobre intercambio de información no es efectivo para disuadir la evasión fiscal y otros delitos, el proceso de revisión del Foro Global de la OCDE, a pesar de su debilidad política, ha ejercido una útil presión sobre las jurisdicciones.

• El estado de ánimo de la opinión pública en general, en medio de la crisis económica y de los programas de austeridad, empuja a cambiar y mejorar la cultura política; la evasión de impuestos, por ejemplo, es mucho menos tolerada que hace unos pocos años.

¿Qué pasa con España?

España ocupa el puesto undécimo en términos de suparticipación en el total mundial de prestación de servicios financieros a no residentes. Representa algo menos del 2 por ciento del mercado mundial de servicios financieros extraterritoriales, por lo que es un jugador pequeño en comparación con otras jurisdicciones secretas. Sin embargo, estambién la más transparente de las 72 jurisdicciones que integran el Índice, con una puntuación de 34 puntos sobre un potencial de 100, lo que la sitúa como una jurisdicción moderadamente opaca, situada en la parte inferior en la escala de secretismo. Por esta razón, a pesar de su volumen de actividad, sólo ocupa el puesto 53, lo que la deja en una buena posición relativa.

¿Qué pueden hacer los ciudadanos?

De aquí a noviembre, la sociedad civil de todo el mundo, bajo el paraguas de la campaña internacional No a los paraísos fiscales, tiene la oportunidad de pedir a los líderes del G20 que introduzcan medidas para acabar con los paraísos fiscales que permiten a las empresas ocultar beneficios y el pago de impuestos en los países en desarrollo.     Basta con firmar la petición on line para enviar un mensaje alPresidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso, al Presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy y al Presidente Nicolas Sarkozy.

Coincidiendo con el Día mundial de movilización contra la pobreza, el 9 de octubre, InspirAction realizará una acción de calle encaminada a apoyar esta campaña. Será el 9 de octubre a las 12.30 en la Plaza del Museo Reina Sofía.

Más información sobre el Índice, pinchando aquí.

Imagen cortesía de Reuters


Noticias relacionadas
Zona Crítica
Proyectos relacionados