Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Empobrecidos por ir al médico

domingo, 7 de abril de 2013  Blog Salud     Movilización social, Salud

Todos sabemos que en el mundo hay muchas personas que no tienen acceso a la salud. Muchas veces no lo tienen porque no hay servicios disponibles. Otras, porque simplemente porque no pueden acceder a ellos. Se calcula que cada año 150 millones de personas sufren problemas financieros para conseguir atención sanitaria. De ellos, 100 millones acaban bajo el umbral de la pobreza, o bien porque tienen que pagar servicios sanitarios, o bien porque no pueden trabajar mientras están enfermos. Solo 1 de cada 5 personas en el mundo tiene cobertura sanitaria pública (incluyendo un subsidio laboral durante la enfermedad). La salud es un derecho básico y universal. Es vergonzoso que las familias tengan que endeudarse, reducir una comida al día o poner a sus hijos a trabajar para poder cuidar a los parientes enfermos. Acceso universal a la Salud Para que la población pueda tener una cobertura sanitaria eficiente, es imprescindible:
  • Que los estados, a través de una recaudación justa, reúnan los ingresos suficientes (y por supuesto, los utilicen cómo deben).
  • Que la población tenga conocimientos sobre higiene, nutrición y salud que permita evitar enfermedades y que les permita hacer un uso adecuado de los servicios públicos.
  • Y sobre todo que los sistemas sanitarios ofrezcan una cobertura universal de salud, es decir, que todas las personas tengan acceso a la salud.
En muchos países empobrecidos se está librando una batalla por conseguir esta cobertura universal. Ruanda y Ghana han hecho progresos significativos en los últimos años hacia la cobertura universal de salud y sirven como modelos a seguir en el África Subsahariana. También Brasil, Chile, China, México y Tailandia han hecho recientemente grandes avances. Mientras, en países donde ya se había casi conseguido, como España, la estamos perdiendo. La cobertura universal, la sostenibilidad de los servicios sanitarios públicos y su buen o mal uso, está a debate. Es imprescindible que la población participe en este debate. Es importante participar tanto a nivel local, como nacional y mundial. Hay muchas iniciativas que trabajan para conseguir que la cobertura universal de salud sea una realidad en todos los rincones del mundo. Pero es imprescindible que las personas participen para construirla y mantenerla. Desde InspirAction trabajamos para conseguir esta cobertura universal y por supuesto apoyamos la Marea Blanca española e iniciativas como Yo sí Sanidad Universal que está movilizándose para evitar que perdamos un sistema sanitario público universal y de calidad.