Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Apoyamos los Objetivos de Desarrollo Sostenible


Son los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que supondrán un nuevo impulso de trabajo para construir un mundo mejor.

193 países han llevado a cabo intensas negociaciones con el objetivo de llegar a un acuerdo que abrirá una nueva era en la lucha contra la pobreza, la desigualdad y el cambio climático. Son los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que supondrán un nuevo impulso de trabajo para construir un mundo mejor.

Los negociadores han trabajado durante toda la semana en la sede de Naciones Unidas en Nueva York. La última ronda de negociaciones se inició el 20 de julio y finalizó el 31 de julio. En las reuniones estuvieron presentes representantes de organizaciones de la sociedad civil como Helen Dennis, experta en pobreza y desigualdad que participó como portavoz de InspirAction/ChristianAid y de ACT Alliance. Esto es lo que Helen nos ha contado de las reuniones y el acuerdo final:

Las cuestiones que han estado en juego durante estas negociaciones han sido polémicas e importantes: desde los derechos de las mujeres y minorías hasta hacer frente al cambio climático y los conflictos.

Aunque hay algunas decepciones en el texto final, ahora tenemos en nuestras manos una visión poderosa de cómo sería un mundo mejor, que será la base para dar un impulso al logro de estos nuevos objetivos globales. Una vez que los jefes de Estado firmen los ODS el próximo mes durante la Asamblea General de Naciones Unidas, las comunidades de todo el mundo serán capaces de exigir a sus gobiernos que hagan todo lo posible para lograr todos los objetivos y metas para el año 2030. Este nuevo acuerdo no marca el final del proceso, sino que el trabajo empieza ahora.

Los gobiernos tendrán que comenzar a aplicar las nuevas metas a partir del 1 de enero de 2016, cuando los Objetivos de desarrollo del Milenio ya existentes lleguen a su fin.

Los nuevos objetivos se aplicarán en todos los países, ricos y pobres. Los objetivos son relevantes para todos, ya sea en España, Brasil o Kenia, y marcan una nueva era en el pensamiento sobre el desarrollo internacional que une a las personas para hacer frente a los urgentes problemas que tiene el planeta, como la desigualdad económica y el cambio climático.

El fin de semana ha cubierto dos cuestiones principales para InspirAction/Christian Aid y ACT Alliance: La idea de que un objetivo no se puede alcanzar a menos que se cumpla en todos los estratos de la sociedad, sin dejar a nadie atrás; y la necesidad de luchar contra el cambio climático con el fin de acabar con la pobreza, para las generaciones actuales y futuras.

Durante las negociaciones se luchó por defender que se recogiera en el acuerdo que la erradicación de la pobreza extrema se debe aplicar a todos los grupos sociales y económicos, pero algunos países se resistieron a esta idea, por lo que nos sentimos decepcionados de que no se haya aclarado este punto en el acuerdo final.

El Cambio climático fue otro punto de fricción. Algunos negociadores sostuvieron que este acuerdo histórico podría adelantarse a las negociaciones sobre el clima de Paris a finales de año. Desde InspirAction creemos que la meta debe ser reducir las emisiones de carbono y la adaptación al clima y estamos muy contentos de que esto sí se haya recogido en el texto final: “la necesidad de la más amplia cooperación internacional posible para mantener la temperatura media mundial”.

Mientras que el proceso propuesto para el seguimiento de los compromisos es más débil de lo que habíamos esperado, nos sentimos alentados y entusiasmados por la energía de los ciudadanos y las organizaciones de todo el mundo que están decididos a exigir a sus gobiernos responsabilidad y que se aseguren de alcanzar estos objetivos para 2030.