Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Tiempos de crisis

lunes, 17 de mayo de 2010  Blog     Ayuda Humanitaria

Zapatero anunció hace unos días nueve medidas para reducir el déficit. Entre otras, recortes en la inversión pública, bajadas en los sueldos de los funcionarios, eliminar el cheque bebé y cambios en la ayuda a las dependencias. Instituciones como el FMI, el Banco Mundial o el Banco Central Europeo se han apresurado a aplaudir esta iniciativa, que la Bolsa acogió con subidas.

Las noticias, sin embargo, no habrían hecho saltar de alegría a los habitantes más desfavorecidos de los países del Sur, en el caso de que se hubiesen enterado.

Porque además de otras ocho medidas, el gobierno ha decidido reducir en 600 millones de euros la Ayuda Oficial al Desarrollo entre 2010 y 2012. La Secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, ha admitido ya que esto supondrá que España no llegará a destinar el 0'7% de la RNB española a AOD en 2012, tal y como el gobierno había prometido. Se incumple así el Pacto de Estado contra la Pobreza, y nos quedamos, una vez más, con la incómoda sensación de que no cumplir promesas es algo trivial, cotidiano, casi normal.

En un contexto complicado como el que estamos viviendo, toca tomar decisiones duras, es cierto. Pero tenemos algunas certezas: en un mundo donde más de mil millones de personas pasan hambre, la solución no puede ser  recortar la ayuda a aquellos que más la necesitan, precisamente cuando más la necesitan. Desde InspirAction estamos seguros de que hay gastos innecesarios que podrían suprimirse sin que millones de personas vean en riesgo las ayudas que en estos momentos les ayudan a salir adelante. Reducir gastos en armamento, controlar la evasión fiscal, imponer un sistema de impuestos realmente progresivos…

Hay posibilidades, y llama la atención que un gobierno socialista como el nuestro, no sólo no las contemple, sino que recurra directamente a recortes sociales para hacer frente a este déficit. Precisamente ahora, cuando España ejerce la Presidencia española de la Unión Europea, y podría haber aprovechado para impulsar una visión más social en la manera de enfrentarse a la crisis. Y precisamente en España, que había prometido adelantarse al compromiso de la UE y alcanzar el 0,7 en 2012.

Abrumados por la que está cayendo, nuestra clase política parece olvidar que el impacto de la crisis, generada por el Norte, está siendo mucho mayor en los países del Sur, que son mucho más vulnerables y no cuentan con los mismos recursos para hacer frente a esta situación.

 

¿Qué puedes hacer tú?

¡No te quedes callado! Difunde esta información, compártela en tus redes sociales, consigue que todo el mundo se entere de que estos recortes afectarán de manera real a gente real.

¡Dona! Aunque InspirAction no depende de ayudas gubernamentales, lo cierto es que esta crisis está multiplicando las necesidades de las personas desfavorecidas con las que trabajamos. Tu apoyo marcará una diferencia en sus vidas.