Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Resistencia ante megaproyectos en Brasil

lunes, 8 de septiembre de 2014  Blog     Derechos Humanos, Pueblos indígenas, Derecho a la Tierra

La semana pasada 168 organizaciones brasileñas de la sociedad civil publicaron una carta abierta para apoyar a las comunidades quilombolas afectadas por proyectos de minería en sus territorios tradicionales. Estas comunidades están viendo vulnerado su derecho a la consulta y consentimiento previo, libre e informado, consagrados en la Constitución brasileña y en el derecho internacional. Éste es un tema en el que como ONG de desarrollo presente en Brasil nos preocupa especialmente y en el que venimos trabajando varios años. Es una problemática que afecta no sólo al pueblo quilombola, sino a muchos otros grupos étnicos en Brasil y en el resto de América Latina. El pasado mes de octubre varios grupos quilombolas e indígenas de la Amazonia brasileña protestaron en Brasilia por la demora burocrática innecesaria en el proceso para otorgarles títulos de propiedad oficiales, y por la falta de compromiso a la hora de defender el derecho a la consulta y el consentimiento previo, libre e informado en relación con cualquier actividad en sus tierras. En noviembre, la situación pareció mejorar para las comunidades afectadas, cuando el Ministerio Público en el Estado de Pará suspendió las licencias para las empresas que no habían consultado a las comunidades quilombolas que vivían en los territorios afectados. El Ministerio Público recomendó que las nuevas licencias sólo se decidieran después de la finalización de esta consulta. Han pasado varios meses, y lo que parecía un éxito ahora se diluye. Los quilombolas están recibiendo fuertes presiones para dar este consentimiento. Las pocas reuniones que se han mantenido, han sido definidas de forma atropellada, sin respetar las instancias de decisión de los quilombolas ni su forma tradicional de deliberar, y favoreciendo premeditadamente la división entre las comunidades, lo que nos preocupa enormemente. Esta presión compromete los principios de la buena fe y de la libertad, y contribuye a dejar en el olvido la principal reivindicación de los quilombolas, que es la titulación de sus tierras. Ante esta situación, las organizaciones que firman esta carta, entre las que se encuentra la contraparte de InspirAction  Comissao Pro Indio de Sao Paulo, exijen al gobierno federal que "actúe con imparcialidad, promueva el entendimiento en lugar de favorecer los planes de las empresas mineras, y garantice una consulta realmente previa, libre e informada reconociendo y respetando el modo y el tiempo en el que los quilombolas toman sus decisiones, según lo garantiza la Convención 169 de la OIT". Desde InspirAction apoyamos firmemente este petición, en el convencimiento de que si queremos garantizar que las poblaciones tradicionales sean capaces de defender sus territorios, deben tener la información necesaria poder tomar decisiones acertadas, más allá de los intereses de las multinacionales implicadas.

Noticias relacionadas
Proyectos relacionados