Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Llegó la hora de pagar

martes, 2 de noviembre de 2010  Blog     Evasión fiscal, Fraude fiscal, Transparencia

La Comisión Europea ha lanzado una consulta pública para recabar opiniones sobre la posibilidad de solicitar información financiera a las multinacionales sobre una base de país por país. Sí, suena un poco aburrido... Otro proceso de consulta de esos de los que casi nadie se entera. Pero esta vez, lo que está en juego no es ninguna tontería. De hecho, conseguir que las grandes empresas estén obligadas a presentar esta información, podría cambiar las vidas de millones de personas en todo el planeta. ¿Por qué? En la actualidad, las normas internacionales de contabilidad no requieren que las compañías cotizadas que operan en la UE revelen la información sobre los beneficios que obtienen y los impuestos que pagan en cada país en el que operan. En su lugar, sólo están obligadas a presentar las cuentas consolidadas, lo que hace mucho más difícil que se detecten posibles irregularidades. Y así, cada año los países en desarrollo pierden casi 160.000 millones de dólares en concepto de impuestos no pagados. Esta cifra es casi cuatro veces la cantidad que Naciones Unidas estima que haría falta para acabar con el hambre en el mundo. En los últimos años, ha habido distintos llamamientos, incluso desde el Parlamento Europeo, para cambiar esta situación y mejorar el gobierno corporativo de las multinacionales, mediante la imposición de requisitos adicionales de transparencia sobre sus actividades en terceros países. En InspirAction creemos firmemente que a menos que se adopten medidas a nivel internacional para acabar con estas deficiencias del sistema financiero mundial, los países en desarrollo seguirán atrapados en la trampa de la pobreza, sin poder recaudar los impuestos que les corresponden. Por ello reclamamos un nuevo estándar contable internacional que obligue a las empresas a informar sobre sus actividades en cada país. Las cuentas publicadas deben detallar sus actividades económicas en cada jurisdicción, sin excepciones. Nuestra nueva Campaña, El Cobrador del Sur, nace precisamente para reclamar a las grandes multinacionales que sumen a esta iniciativa por la transparencia fiscal. Es hora de que todos, también las grandes compañías, paguen lo que deben. ¿Por qué consideramos tan importante que se declaren estos datos? Básicamente, porque una mayor transparencia en la contabilidad financiera proporcionaría más información para evaluar las distintas actividades nacionales de las multinacionales. Por ejemplo, dejaría claro qué empresas operan en regímenes políticamente inestables, paraísos fiscales, zonas de guerra u otras zonas sensibles. También informaría de los impuestos que pagan estas compañías, haciendo mucho más sencillo evaluar si esta cantidad es razonable en relación con las tasas de impuestos que pagan los ciudadanos del país en cuestión. Facilitaría la detección del posible uso de paraísos fiscales, que a su vez simplificaría la detección de irregularidades o prácticas fraudulentas. Por último, los ciudadanos sabrían quién es realmente el dueño de las empresas que operan en sus países, y tendrían información suficiente como para reclamar a sus gobiernos políticas sociales coherentes con los ingresos del país. Por todo ello, celebramos el proceso de consulta pública abierto por la Comisión Europea, así como el compromiso que ha adquirido de presentar una comunicación sobre esta cuestión, que previsiblemente estará disponible en septiembre de 2011. Son buenas noticias para todos, sí! Pero especialmente para los habitantes de los países del Sur, que llevan tanto tiempo sufriendo las consecuencias de un sistema financiero injusto que condena a los países en desarrollo a la miseria.

Noticias relacionadas
Proyectos relacionados