Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

La Unión Europea tiene que poner límites a su política de agrocombustibles


Coalición Clima pide al ministro Soria que apoye criterios responsables en el posicionamiento de agrocombustibles que discutirán mañana los ministros de energía de la UE

El martes 19 de febrero Coalición Clima, conformada por 30 organizaciones representativas del ecologismo, sindicalismo, cooperación al desarrollo, ciencia e investigación, consumidores y grupos sociales diversos, envió una carta al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. Las organizaciones piden al ministro que defienda un posicionamiento que limite el consumo de agrocombustibles durante la reunión de ministros de energía de la UE de mañana, en la que se acordará un posicionamiento común respecto a la política de agrocombustibles comunitaria.


La petición recopila los criterios que diversas organizaciones sociales y ecologistas de ámbito europeo consideran clave para evitar que los agrocarburantes consumidos en la UE sean la causa de diferentes impactos ambientales y sociales en el resto del mundo.

Las organizaciones firmantes solicitan que:


-Se establezca un tope máximo que limite el consumo de agrocarburantes, procedan de cultivo alimentarios o no, para evitar así la competición creciente por el uso del suelo para producir alimentos o agrocarburantes,  alejando así a la UE de un modelo de transporte basado en el uso creciente de agrocombustibles.

-Se introduzcan factores que computen las emisiones de CO2 que se producen como consecuencia de los cambios de uso indirecto (conocidos como ILUC) que generan los agrocarburantes. Actualmente solo se tienen en cuenta las emisiones directas, es decir las causadas por la roturación del suelo y la destrucción de la cubierta vegetal. Sin embargo, no se computan aquellas producidas en otros suelos destinados al cultivo de alimentos y que ahora se utilizan para la producción de agrocarburantes. Un fenómeno asumido por la misma Comisión Europea, que hace indispensable incluir factores que computen estas tierras correctamente -basándose en los últimos estudios científicos- en las Directivas de Energías Renovables y de Calidad de Combustibles. De lo contrario podrían generarse grandes cantidades de CO2 que, para determinados agrocarburantes, podrían incluso resultar superiores a las de los combustibles fósiles.

-Se garantice que los agrocarburantes de segunda generación sean verdaderamente sostenibles y reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero. El mejor modo para lograrlo es mediante la introducción de factores ILUC específicos para las diversas materias primas, junto con criterios de sostenibilidad que resulten vinculantes y eviten otros impactos negativos.

-Se reoriente el sistema de transporte actual hacia una mayor sostenibilidad, mediante la aplicación de medidas con resultados a largo plazo. Las políticas en materia de transporte pueden y deben impulsar una reducción en la demanda de energía, un incremento en la eficiencia energética y una electrificación (mediante fuentes renovables) del sistema de transporte. Estas alternativas de mayor calado que los agrocarburantes deberían ser el objetivo principal de cada Estado miembro.


Asimismo, Coalición Clima se ofrece a mantener una reunión con el ministro Soria para tratar todos estos asuntos, y definir una política de transporte que no incremente aún más los impactos ambientales que ya genera, ni sea la causa del aumento de hambrunas y conflictos por los alimentos. 

 

Más información:

 

Mariano González, Ecologistas en Acción

Liliane Spendeler, Amigos de la Tierra

 

 


Últimas emergencias
Cooperación para el cambio