Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

La reducción de edad penal en Brasil amenaza la democracia

martes, 7 de julio de 2015  Noticias InspirAction Brasil Construyendo Paz     Infancia

El Congreso de Brasil aprueba una ley para reducir la edad penal a 16 años, lo que para InspirAction supondría un retroceso en los derechos humanos y la perpetuación de la desigualdad en el país.
El Congreso Nacional de Brasil ha aprobado una propuesta de ley para bajar la edad de responsabilidad penal de 18 a 16 años de edad. Una primera propuesta en la que se incluían solo los delitos más graves obtuvo la mayoría de los votos pero no consiguió pasar porque necesitaba un mayor número de apoyos, ya que requeriría cambiar la constitución. Esta semana se ha presentado otra proposición que incluía delitos no tan graves y fue finalmente aprobada por 323 votos y sin la presencia de la sociedad civil, aunque todavía tiene que ser sometida a los senadores para convertirse en una ley definitiva.
 
Cada año alrededor de 30.000 jóvenes son asesinados en Brasil, de acuerdo con el mapa de la Violencia (2014), el 80% son afrodescendientes. En 2013, el país tenía a 23.000 adolescentes en prisión, el 66% de ellos provenientes de familias extremadamente pobres. Sólo el 1% de los asesinatos en Brasil son cometidos por alguien de una edad comprendida entre los 16 y 17 años.
 
“Meter a jóvenes que hayan infringido la ley en la cárcel no es la solución al problema. Ningún joven puede ser reinsertado en la sociedad en este entorno. Nuestro sistema penitenciario habría fracasado”, afirma el representante del Consejo Nacional de Iglesias Cristianas, CONIC, socio de InspirAction en Brasil.
 
InspirAction trabaja en Brasil con organizaciones sociales que desafían las estructuras que perpetúan la desigualdad a través de una estrategia que promueve las políticas inclusivas a nivel nacional. Detener el retroceso en los derechos humanos que supone este cambio en la edad penal requiere de mucha movilización de la sociedad civil y las organizaciones. El equipo de InspirAction en Brasil está seriamente preocupado por la situación política y los reveses promovidos por el Congreso ya que amenazan la democracia y el respeto a los derechos humanos.

Noticias relacionadas
Zona Crítica
Proyectos relacionados