Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

¡Gracias por darle esperanza a Edile!

lunes, 27 de julio de 2015  Noticias InspirAction Colombia

La campaña de crowdfunding para construir una Escuela para Edile ha terminado y el dinero recaudado se destinará a la educación de los niños de Las Camelias.

Edile es el niño desplazado de la comunidad de Curvaradó, Colombia, que ahora vive en la zona humanitaria llamada Las Camelias, y que ha estado presente en nuestras vidas durante los últimos dos meses. A través de su historia hemos conocido la situación en la que viven miles de personas en Colombia. Sabemos que grupos armados entran en sus casas y los echan a la fuerza con el pretexto de limpiar la zona de guerrilleros, cuando el objetivo real es que las tierras fértiles queden desocupadas de agricultores humildes para poder explotar el terreno a gran escala con banano y palma.

Gracias a Edile hoy tenemos presente que, a pesar de que se esté negociando la paz en La Habana entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC, Colombia es el segundo país con mayor número de desplazados internos, alcanzando los 6 millones, y que en 30 años, el cultivo de palma y la producción de aceite en Colombia se ha convertido en el principal componente de la producción nacional de aceites vegetales, un producto muy popular para la exportación.

A través de la campaña #UnaEscuelaParaEdile, hemos conocido las historias de personas como Raúl, Eustaquio, Ligia, Duver, Andrés y Enrique que vivían en paz cultivando su tierra, y que tuvieron que abandonar su hogar a punta de pistola por los intereses económicos de grandes terratenientes. Además, hemos tenido la oportunidad de escuchar en Radio Nacional de España al padre Alberto Franco, de Justicia y Paz en Colombia, que nos explicó que “En el mundo se impone la ganancia por encima del ser humano, que la violencia es un mecanismo para el crecimiento económico y para tomar tierras, y que la única solución a esta problemática sería entender el mundo como uno, ya que nos permitiría hacer acciones muy simples que podrían cambiar la vida de muchas personas, incluso la nuestra propia”.

Es más, hemos aprendido sobre la relación entre el calor insoportable que hace en nuestro país y la masificación del cultivo de palma que genera calentamiento global y deja a familias sin hogar.

Con Edile hemos confirmado que un niño es un niño aquí y en la otra punta del mundo, y que lo que un niño quiere es aprender. Gracias al deseo de Edile de ir a la escuela hemos entendido que educando a los niños que viven en la zona de paz de Las Camelias podríamos conseguir que alcen su voz para que todo el mundo oiga fuerte y claro que tienen derechos y que nadie nunca más se los pueda arrebatar.

Queríamos construir una Escuela para Edile y los demás niños de Las Camelias y así reducir la desigualdad estructural de Colombia y ayudar a que sea un país inclusivo, donde ni la raza, ni la clase social sean una barrera para el desarrollo de las personas.

Con la campaña de Crowdfunding pretendíamos conseguir el dinero suficiente para que nuestra contraparte Justicia y Paz en Colombia pudiera construir una escuela para los niños de Las Camelias. Necesitábamos 2.000 euros y hemos alcanzado 650 euros. No tenemos lo suficiente para construir la escuela pero sí para aportar nuestro granito de arena para la educación de los niños de Las Camelias. Gracias a las 20 personas que han donado al proyecto, Edile y sus amigos tendrán material escolar y libros de texto. Muchísimas gracias por vuestros donativos porque les habéis dado a los niños de las Camelias una vida mejor y esperanza para el futuro.

Gracias a:

Marivi Espín, Pepi Sánchez, Ignacio Andrés Prieto, Cristina Porras, Marcos García, María Teresa Simón, Verónica Castañeda, Isabel Kalofonos, Jochen Beese, Inma Gisbert, Gonzalo Valerio, Ivan Luengo, Arturo González, Elena María, Josefa León, Corina Mora, Sagrario Monedero, Nerea Loyola, Miguel Puigmitja e Hilaria Espín.

Con todo lo que hemos aprendido durante estos dos meses de Edile, su familia y sus amigos, desde InspirAction seguiremos trabajando para que los desplazados por el conflicto en Colombia puedan vivir con dignidad mientras el proceso de paz avanza y encuentra respuestas para estas personas.

¡Gracias de todo corazón!


Noticias relacionadas
Zona Crítica
Proyectos relacionados