Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Espacio Humanitario en Buenaventura

jueves, 2 de octubre de 2014  Blog

Buenaventura, el principal puerto de Colombia, ha alcanzado unos niveles inimaginables de violencia y vulneración de los Derechos Humanos. Allí, sus habitantes, principalmente afrocolombianos, indígenas y campesinos, están sufriendo  las consecuencias de la presencia de paramilitares. Jóvenes y niños son los más afectados. Viven en constante temor y su desarrollo e identidad se ven constantemente amenazados por el conflicto. Muchos de ellos se enfrentan al objetivo paramilitar de reclutar jóvenes. Desde finales del año pasado cinco personas de La Playita han muerto y sus habitantes siguen sufriendo restricciones para moverse por el barrio. Las intimidaciones y amenazas a miembros de la comunidad, en su mayoría defensores de Derechos Humanos,  son preocupantes. Pero esta situación, podría haber cambiado. Desde InspirAction, a petición de los líderes comunitarios y en colaboración con nuestra contraparte, la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz (CIJP), trabajamos en la creación de un Espacio Humanitario en las calles de Puerto Nayero. Este espacio es un medio para proteger su vida y su supervivencia cultural. Ahora, cinco meses después, en una decisión emblemática y simbólica, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha concedido medidas cautelares al Espacio Humanitario reconociendo que, no solo estas familias viven en una situación “grave y urgente” de riesgo debido a la presencia de grupos paramilitares, sino también que el Estado colombiano no ha hecho lo suficiente para proteger a la población. Por fin, hemos logrado que los paramilitares queden fuera del Espacio Humanitario construyendo un espacio donde sus habitantes se sientes ahora libres y seguros. En InspirAction nos alegramos de la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos porque supone un paso importante en la protección de la vida e integridad de la gente de La Playita y una garantía de que el Estado colombiano debe cumplir con sus obligaciones a la hora de asegurar los derechos humanos de sus ciudadanos.

Si te interesó este artículo te interesará….

- Búsqueda de Verdad, Justicia y Reparación - Defensores de los Derechos Humanos amenazados en Colombia - Jose, una vida huyendo del conflicto armado

Noticias relacionadas
Proyectos relacionados