Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

El Gobierno debe apoyar la nueva Convención de los Derechos de los Trabajadores Domésticos

domingo, 1 de mayo de 2011  Noticias InspirAction     Derecho a Trabajo

El gobierno español debe cumplir su compromiso con la nueva convención internacional que protege a los trabajadores domésticos de la explotación, superando los intentos de diluir la ambición de este nuevo tratado. 
       
Distintos representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores reunidos en la sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Ginebra acordaron la semana pasada el texto de una nueva convención sobre los derechos de estos trabajadores. Mañana (jueves 16 de junio) habrá una votación formal sobre su adopción, después de lo cual la convención deberá ser ratificada en la legislación individual de los estados miembros de la OIT.


Se estima que 100 millones de personas en todo el mundo están empleadas en trabajos domésticos, un tipo de empleo que en algunos países constituye hasta uno de cada diez de los trabajos, siendo además la forma más común de trabajo infantil en todo el mundo. Muchos de estos trabajadores son migrantes que dependen de sus empleadores para conseguir la visa que les permita permanecer en el país de manera legal, así como la posibilidad de enviar remesas a sus países de origen para mantener a sus familias. El hecho de trabajar en el ámbito privado hace que a menudo sus condiciones laborales resulten además invisibles para las autoridades. Por todo ello los trabajadores domésticos son especialmente vulnerables a los malos tratos, ya que su trabajo es a menudo excluido de las leyes laborales nacionales e internacionales.


Además de cubrir a los trabajadores domésticos a tiempo completo, esta nueva convención protege también a los limpiadores, que a partir de ahora serán formalmente reconocido como trabajadores domésticos a tiempo parcial. Los empresarios deberán pagar el salario mínimo y las cotizaciones a los seguro. Las 'canguros' o niñeras empleadas para realizar otras tareas domésticas como cocinar o limpiar también serán protegidas por la nueva convención.

Todos los trabajadores cubiertos por el nuevo convenio tendrán derecho a derechos básicos como la salud, el establecimiento de una edad mínima para trabajar en este tipo de empleos, un número de horas máximas de trabajo, la cobertura de seguridad social, el derecho a cambiar de empleador y el derecho a afiliarse a un sindicato.


La Unión Europea ha apoyado la convención a nivel formal, pero al mismo tiempo ha tratado de hacerla menos efectiva de lo que los movimientos sociales exigen. “Pero si la votación de mañana tiene el éxito que esperamos” afirma Isabel Ortigosa, responsable de Incidencia de InspirAction, los trabajadores domésticos de todo el mundo tendrán por fin la posibilidad de exigir legalmente un trato justo por parte de sus empleadores”


“El gobierno español”, afirmamos desde InspirAction, “debe promover activamente el respeto a los derechos de los trabajadores más vulnerables en los países con una legislación laboral débil. Rafiticando la convención, puede ayudar a fortalecer los derechos de millones de trabajadores domésticos en todo el mundo."


"Por lo tanto, esperamos que la Unión Europea en su conjunto abandone las posiciones reticentes y vote a favor de la convención, reconociendo la importancia que tiene para la mejora de los derechos y la protección de los trabajadores domésticos en Europa y en todo el mundo."
 


Noticias relacionadas
Zona Crítica
Proyectos relacionados