Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

¡¡Aprende a evadir a lo grande!!

miércoles, 18 de mayo de 2016  Notas de prensa Justicia Fiscal     Paraisos Fiscales, Transparencia
Esta es la invitación que nuestra sociedad parece hacer diariamente; si tienes éxito en la vida ¡tienes una cuenta en un paraíso fiscal! Desde InspirAction, con ironía y buen humor, se hace una llamada a la responsabilidad de ciudadanía y gobiernos para luchar contra la injusticia fiscal y rescatar los impuestos como medida clara para reducir la desigualdad y la pobreza.

La Universidad de la evasión es un lugar donde puedes prepararte profesionalmente para eludir impuestos de forma legal, sabiendo todos los trucos que las grandes fortunas y empresas multinacionales utilizan para minimizar sus pagos a la hacienda pública. Esta campaña de sensibilización ofrece unos estudios ficticios que bien parecen ser verdad a la luz de los escándalos financieros que se están destapando a nivel mundial como los #PanamaPapers: Máster en Opacidad y Paraísos Fiscales, Máster en Ingeniería Fiscal, Máster en Lobby Fiscal y Máster en Desigualdad.

“Esta cultura del fraude fiscal que parece imperar en nuestra sociedad tiene que terminar. Es fundamental que entendamos que la mejor herramienta de redistribución de la riqueza, para garantizar servicios públicos para la ciudadanía es un sistema fiscal adecuado, donde las personas paguen impuestos en función de sus ingresos sabiendo que es una contribución responsable para el bien común” explica Sagrario Monedero, coordinadora de Incidencia Política en InspirAction.

Son más de 5,8 billones de euros[1], el 8% del Patrimonio Finaciero Mundial, los que están en paraísos fiscales.  Que este dinero oculto salga a la luz y tribute adecuadamente es fundamental para que los países tengan recursos y puedan realizar políticas sociales adecuadas, principalmente en aquellas zonas más vulnerables a la pobreza. Según el último informe de la UNCTAC, en los países en desarrollo las pérdidas por ingresos no recaudados alcanza los 90.000 millones de dólares anuales durante el periodo 2009-2012.

La paradoja financiera nos lleva a presenciar como los lugares altamente desiguales, como la región latinoamericana, presentan un atractivo especial para los negocios y la inversión extranjera. Desde la CEPAL, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, avisan que los fondos ilícitos producto de la evasión (ilegal) y la elusión fiscal por valor de 150.000 millones de dólares, suman casi lo mismo que la inversión extranjera (158.000 millones $) y es muy superior a las remesas que los países reciben (63.000 millones $), por lo que es necesaria una reforma fiscal que ponga nuevas reglas tributarias en la región.

La CEPAL presenta en sus datos de desigualdad que en 2014 en América Latina 167 millones de personas estaban en situación de pobreza (28% del total de la población), de los cuales 71 millones (12% del total de la población) se encontraban en la indigencia o pobreza extrema, mientras el 10% más rico de la población tenía en su poder  el 71% de la riqueza de la región.

Y una de las formas de luchar contra la pobreza es reformar el sistema fiscal para poder redistribuir con mayor eficacia el presupuesto público.

En la campaña de la #UniDeLaEvasion se muestran los datos reales del fraude fiscal y las consecuencias de estas prácticas fiscales porque al defraudar a Hacienda nos defraudan a todas las personas. Aunque en muchos de los casos son tretas legales y mecanismos que lo que hacen es buscar los resquicios de las leyes para evitar los impuestos, es importante que asumamos el carácter insolidario e inmoral de estas conductas que eliminan la responsabilidad del ciudadano en el bien común. Esta campaña, la Universidad de la Evasión, ofrece la posibilidad de contactar directamente en redes sociales con las multinacionales y exigirles que paguen lo que deben en cada país.


Últimas emergencias
Cooperación para el cambio