Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Yomaira, una vida bajo constantes amenazas: "No pienses que estás a salvo"


Nunca se acostumbran, aunque saben que tarde o temprano les llegará el mensaje. O, en el peor de los casos, los tiros. Negarse a pagar un “impuesto” por talar unos árboles de su finca fue el motivo por el que asesinaron a su marido delante de ella. A pesar de ello, Yomaira no se rindió y  ha seguido luchando por sus derechos.

Mauricio Morales © InspirAction

Nunca se acostumbran, aunque saben que tarde o temprano les llegará el mensaje. O, en el peor de los casos, los tiros. Negarse a pagar un “impuesto” por talar unos árboles de su finca fue el motivo por el que asesinaron a su marido delante de ella. A pesar de ello, Yomaira no se rindió y  ha seguido luchando por sus derechos. Es la líder de una comunidad afrodescendiente que reivindica la restitución de las tierras robadas a los campesinos durante el conflicto armado en Colombia.

Las amenazas a los defensores de los Derechos Humanos no son algo nuevo. Yomaira reconoce que la vigilan, que siguen sus pasos: “Me enviaron un mensaje alertando de que me habían visto con los gringos a la orilla del río.” Gringo es el nombre por el que se conoce a los trabajadores humanitarios que visitan las comunidades afectadas por la guerra. Al día siguiente recibió otra nota: “Hemos visto que los gringos se han ido. No pienses que estás a salvo”.

Chocó es una de las regiones más afectadas por las masacres, las matanzas selectivas y los desplazamientos forzosos. “Es escalofriante que las personas que han sido capaces de cometer tales crímenes nos miren tan de cerca”, asegura Yomaira. Las constantes amenazas de muerte la han forzado a huir, primero a la capital y posteriormente del país.

La Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, nuestra contraparte en Colombia, ha puesto en marcha un programa de protección para ayudar a los desplazados a encontrar un nuevo hogar y hacer frente a las amenazas.

Yomairaes sólo una de las 6 millones de víctimas del conflicto armado en Colombia. Medio siglo de enfrentamientos que se ha cobrado 220.000 muertos. La violencia ha obligado a desplazarse a otras regiones del país a 5,7 millones de personas y a más de 400.000 a un exilio voluntario. Los hostigamientos y los mensajes intimidatorios, comenta Yomaina, nunca cesan.

InspirAction ha promovido la creación de un Foro Internacional de Víctimas colombianas destinado a servir de altavoz de las demandas de aquellos que están refugiados en el extranjero.
El objetivo es producirun conjunto de propuestas para que se tengan en cuenta durante las conversaciones de paz del Gobierno colombiano con las FARC.

Construir la paz en Colombia debe ser tarea de todos, especialmente de todas esas personas que han sufrido de primera mano los estragos del conflicto.

Si te ha interesado, puedes seguir leyendo…

Vídeo: 50 años de conflicto armado en Colombia.
Buenas noticias: Medidas de protección para el Espacio Humanitario en Buenaventura
Alerta al presidente Santos
Colombia: amenazas y expectativas en los diálogos de paz.
Vídeo: Violencia Sexual en Colombia, la voz de las víctimas.


Noticias relacionadas