Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Nuestra tierra no tiene precio


Alquilino Guzmán tiene 65 años y trabaja desde hace 25 años en las tierras que heredó de sus padres. Para cultivar sus padres utilizaron siempre un método que consistía en segar el cultivo anterior y quemar todo antes de replantar. Cuando Alquilino llegó, se dio cuenta del daño que le habían estado haciendo a la tierra.

“Tenemos que proteger la tierra para que las próximas generaciones puedan tener un futuro mejor. Si no, degradaremos lo que tenemos. Tenemos que trabajar por conservar nuestros recursos”.

Gracias al trabajo de nuestra contraparte Solidaridad Fronteriza, Alquilino aprendió nuevas formas de cultivar y abonar la tierra. Son métodos que ahora le permiten mejorar sus plantaciones y asegurarse de que está conservando la riqueza del suelo. En una tierra que sus padres solo usaban para plantar judías y cacahuetes, ahora tiene naranjos, plátanos, yuca, mandarinas…

 

Cambio Climático y Pobreza en República Dominicana

República Dominicana es un país conocido por su resorts, sus grandes playas y el buen tiempo. Sin embargo, más del 40% de la población es pobre y de ellos, un 20% vive en extrema pobreza. El Cambio Climático, está agravando la situación. A principios de 2011 no llovió nada. Perdieron sus cultivos y murió gran parte del ganado. Las estaciones de lluvia y de sequía están cambiando y los agricultores y los ganaderos están sufriendo las consecuencias.

 

El papel de nuestra contraparte

InspirAction estamos apoyando el trabajo que Solidaridad Fronteriza desarrolla con los agricultores de la República Dominicana. El objetivo es dar formación a los agricultores que están teniendo que enfrentarse a cambios inesperados en el clima y a la desertificación de sus suelos. Gracias a los programas que desarrollan, los agricultores están aprendiendo nuevos métodos de cultivo en rotación, plantando vegetales que puedan resistir a los cambios y reforestando.

Con estos cambios, los agricultores no solo están luchando contra la desertificación y el cambio climático, si no que además están mejorando su calidad de vida obteniendo más ingresos por lo que producen y asegurando la alimentación de su familia.

Los haitianos son uno de los colectivos más discriminados en República Dominicana, conoce su situación.
Conoce nuestro trabajo contra el Cambio Climático.

Foto: Susan Barry © InspirAction