Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Líbano: el ingeniero que vendía gominolas


“Pueden robarme mi derecho a trabajar pero nunca me quitarán mis aspiraciones ni el respeto que tengo hacia mi mismo”

Sami Taja es uno de los cientos de miles de palestinos que vive refugiado en el Líbano. Es ingeniero de obras públicas tras haber estudiado una carrera de 5 años en Rusia y haber ejercido esta profesión durante 12 años en Abu Dabhi. Sin embargo, ahora Sami trabaja en una tienda de dulces. Viviendo en el Líbano es la única salida que le queda.

La discriminación que sufren los refugiados palestinos en el Líbano tiene muchos rostros. La limitación de los sectores laborares el uno de ellos. Sami, pese a tener unos estudios reconocidos y una experiencia laboral refutada, no podría nunca trabajar como médico, ingeniero o abogado ¿por qué? Solo por ser Palestino.

El derecho a trabajar

En InspirAction llevamos años apoyando la campaña “El derecho a trabajar” para que cambien las leyes que discriminan a los palestinos que viven en el Líbano. Reducir su derecho a trabajar reduce sus posibilidades de mejorar sus condiciones de vida a través de un buen sueldo y un buen trabajo.

Junto a nuestra contraparte, la asociación Nahdej, conseguimos que hubiera un cambio en la ley sobre el derecho a trabajar de los refugiados palestinos. Sin embargo pese a que la ley les permitía trabajar en más sectores, la realidad es que esto no se está cumpliendo. Además, en profesiones como la de Sami sigue habiendo una gran barrera legal.

Desde InspirAction seguiremos apoyando a la asociación Nahdej y la campaña “Derecho a trabajar” hasta las personas como Sami sean tratadas con igualdad.  

Conoce más sobre la historia de los refugiados en Palestina.

Descubre más sobre nuestro trabajo de emergencia en los Territorios palestinos ocupados.

B'Tselem: un proyecto para denunciar los abusos que sufren los palestinos. 

Foto: Tabitha Ross © InspirAction 


Noticias relacionadas