Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Joel y Carolina, víctimas del clima que han heredado

Joel de Jesús y su hermana Carolina soportan cada día las consecuencias de lo que le estamos haciendo a la Tierra, sin tener ninguna responsabilidad, llos nacieron siendo víctimas del clima que han heredado.

Joel y Carolina viven en La Luisa Prieta una de las regiones más pobres de República Dominicana, allí los que tienen suerte de tener una pequeña parcela pueden cultivar, los demás viven de la recogida de la guayaba silvestre para su venta en la ciudad, pero para todos la supervivencia se hace cada día más difícil.

Las consecuencias del Cambio climático han azotado con fuerza la zona, antes sabían que desde junio hasta septiembre no podían cultivar a causa de las lluvias y se adaptaban a ello, pero ahora la temporada de lluvias se hace cada vez más larga y las de cultivo más cortas obligándoles a abandonar determinados tipos de cultivo. Es muy difícil adaptarse a estas condiciones cada vez más extremas.

Además de los cambios en el clima, se hacen cada día más frecuentes los desastres naturales, tanto que han tenido que acostumbrarse a vivir con ese miedo constante a que se produzcan. Joel de Jesús nos cuenta que “cada vez que el arroyo se llena de agua se inundan las casas cercanas”, su casa nunca se ha inundado, pero sabe que puede pasar en cualquier momento. Estos dos hermanos nunca olvidarán la gran inundación que sufrió su pueblo, en este dibujo realizado por Joel podemos ver su recuerdo de aquel duro momento

Susan Barry © InspirAction


Nuestra contraparte Aprodema está aportando a estas poblaciones la formación necesaria para poder adaptarse a las consecuencias del Cambio climático y saber cómo actuar en caso de emergencia.  A través de un sistema de alertas por colores se clasifica la gravedad de la emergencia, para identificar estas alertas se ha creado un “comité de emergencia y de alerta temprana” formado por los propios miembros de las comunidades.

Nos cuenta Joel que “Cuando nos avisan de que habrá una inundación me quedo en casa y no salgo –Tengo miedo.  El momento más peligroso es cuando hay una alerta roja, y tenemos que huir”.

La alerta roja de la que habla Joel indica que va a haber una fuerte inundación por lo que todos deben salir de sus hogares lo antes posible para refugiarse en los lugares adaptados, allí deben permanecer hasta que pase la emergencia.  Cuando regresan muchos se encuentran con que lo han perdido todo, sus hogares, sus cultivos… y deben empezar de nuevo. Para ayudarles a recuperar sus vidas se les entrega material de construcción, semilla, ganado… en función de sus necesidades.

Las consecuencias del Cambio climático están haciendo que millones de personas por todo el mundo se encuentren en una situación de pobreza de la que es muy difícil salir, desde InspirAction lo sabemos bien y por eso enfocamos nuestro trabajo hacia la prevención y reducción de riesgos ante posibles desastres, contribuyendo con esto en la mejora de las condiciones de vida de quienes viven en las zonas más afectadas por las inestables condiciones del clima.

Si te ha parecido interesante quizás te interese...

Descubre como vivió Juan David la tormenta tropical que inundó su pueblo..

Nuestro trabajo en República Dominicana..

 


Noticias relacionadas