Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Jamaica: Justicia para todos.


El yerno de Ángela Hardings fue disparado 5 veces a tan solo unos pasos de sus dos hijos. La policía irrumpió en su casa a las 5 de la madrugada el 5 de julio de 2010, le hicieron salir y sin dar ninguna explicación, le mataron. Ángela aún no sabe por qué le mataron y nadie ha sido condenado por ello.

Nuestra contraparte “Jamaicanos por la Justicia” ha abierto una investigación para esclarecer los hechos y está dando formación Ángela y a otros miembros de su comunidad para que conozcan cuales son sus derechos y cómo reclamarlos.

“Me dijeron que este iba a ser un proceso largo, que puede durar años pero yo voy a aguantar” dice Ángela.

Cada año muchas personas mueren a manos de las fuerzas de seguridad de Jamaica sin ninguna explicación. Por ello, nuestra contraparte Jamaicanos por la Justicia está el conocimiento y las herramientas necesarias para poder reclamar algún día justicia.

 

La desigualdad en Jamaica

Jamaica tiene dos caras. Desde los hoteles de vacaciones y los complejos turísticos se ve la cara de una Jamaica con escuelas limpias con un máximo de 30 alumnos por clase y de casas con acceso a Internet y televisión. Pero detrás está la cara B. La cara de una Jamaica donde la población no tiene en sus casas ni acceso a agua potable, las escuelas públicas tienen clases de 140 alumnos y entre 10 y 20 personas conviven en casas con 1 o 2 habitaciones para todos.

Esta desigualdad económica y social se traduce cada día en desigualdad ante la justicia. Si naces rico en Jamaica tienes derechos porque seguramente conoces a alguien políticamente influyente, pero cuando eres pobre te conviertes en una persona totalmente vulnerable.

1 de cada 5 personas es asesinada en Jamaica por la policía. En 2010 fueron 400 personas, la mayoría de ellos chicos de entre 16 y 24 años de los barrios más pobres.

 

Nuestra contraparte Jamaicanos por la Justicia

Nuestra contraparte Jamaicanos por la Justicia está trabajando para asegurar que todo el mundo tenga acceso a la justicia. Hace campañas de incidencia política pero también trabaja directamente con las personas que han sufrido algún tipo de abuso.

Jamaicanos por la Justicia trabaja para que personas como Ángela puedan seguir su caso particular hasta que haya justicia. Ofrece cursos de formación que permitan que la población conozca sus derechos y los puedan defender. Además da formación y apoyo a voluntarios que trabajan como abogados defensores de estas causas. La justicia no puede ser un derecho reservado a la población adinerada, ni en Jamaica ni en ningún país.

Foto: Paula Plaza © InspirAction