Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

El Salvador: No necesito saber leer o escribir para defender mis derechos


“Me di cuenta de que soy una persona importante, de que también tengo derechos”.

Estas palabas son de Julia. Tiene 47 años y vive en El Salvador. Entre algunos estratos de la sociedad de El Salvador, el machismo es aún endémico. Tradicionalmente las mujeres no tienen voz ni poder para tomar decisiones y la mujer está considerada como “una máquina de hacer niños”.

Cuando Julia, a través de nuestra contraparte UNES, empezó a ir a las reuniones de su comunidad, no se atrevía a hablar ni a participar. Asistió a los cursos de formación y se dio cuenta de que para defender sus derechos no necesitaba saber leer ni escribir.

“Las mujeres tenemos la misma capacidad que los hombres para hacer lo que sea. Darme cuenta de esto, cambió mi vida. Yo nunca fui a la escuela, pero ahora doy formación a otras personas” dice Julia.  

El papel de nuestra contraparte

Desde InspirAction, a través de nuestra contraparte UNES, estamos desarrollando talleres para que las comunidades conozcan los derechos humanos, trabajen por la igualdad de la mujer y defiendan juntos sus derechos.

A través de estos talleres las comunidades se unen y ellos mismos se organizan para mejorar su situación y hacer más presión política en los temas que les conciernen.

“He compartido mi experiencia en muchas comunidades aquí, también en Nicaragua, Honduras y Guatemala. He compartido lo que se y he aprendido de otros países. Hace 20 años esto habría sido imposible para mi” dice Julia.   

Foto: Susan Barry © InspirAction 


Noticias relacionadas