Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Discapacidad: La lucha de Juana Karina

jueves, 27 de febrero de 2014  Cooperación para el cambio Bolivia Derechos Humanos

Una décima parte de la población tiene algún tipo de discapacidad. Esta minoría en algunos casos sufre discriminación, exclusión y desventajas. Pero una mujer boliviana se ha enfrentado a este problema, ha luchado y ha ganado con la ayuda de InspirAction.
 
Esta luchadora se llama Juana Karina Chávez Gómez, nació y vive en la pequeña ciudad de Cobija en el norte de Bolivia, y pertenece a una asociación local que lucha por los derechos de las personas con discapacidad.
 
Juana Karina y sus compañeros en la asociación han vivido frustrados durante mucho tiempo por los distintos obstáculos que les han excluido en algunos aspectos del día a día.

Las motivaciones de Juana Karina

En Cobija había muchos impedimentos urbanos que nos dificultaban llevar una vida normal como la del resto de las personas”. cuenta Juana Karina. “Las personas con discapacidad no podían vender en los mercados, ni acudir al banco ni siquiera acompañar a sus hijos al colegio o al parque”.

Cuando desde InspirAction junto a nuestra contraparte UNITAS creamos el Programa Urbano, las cosas empezaron a cambiar. El Programa Urbano tiene como objetivo apoyar, equipar y capacitar a laspequeñas asociaciones locales en Bolivia para que puedan ejercer presión por sus derechos económicos, sociales y culturales.
 
Cuando Juana Karina le presentó su caso al Programa Urbano, les invitamos a asistir a un curso de formación. Les ofrecimos nuestro apoyo y les ayudamos a diseñar e implementar estrategias adecuadas para que las asociaciones aprendieran cómo llegar hasta las instituciones responsables para poder argumentar sus derechos y ser escuchados.
 
Acompañados de UNITAS empezamos a aplicar las estrategias”, dice Juana Karina, “Fue un largo camino pero caminábamos juntos. Durante la formación recibida nos dimos cuenta que teníamos muchos argumentos legalesNegar el acceso a servicios tanto públicos como privados a personas con alguna discapacidad es un argumento de gran relevancia jurídica”
 
Gracias a las estrategias que desarrollamos, la asociación de Juana Karina tuvo muchas reuniones con el gobierno local y tras conseguir cumplir los requisitos de papeleos, reclamaciones y solicitudes, después de unos meses de idas y venidas, el gobierno instaló rampas en toda la ciudad para ofrecer mejores facilidades de acceso a las personas con discapacidad.
 
Desde InspirAction pudimos haber instalado esas rampas pero si lo hubiéramos hecho hoy Juana y su asociación no conocerían cuáles son sus derechos y no sabrían cómo defenderlos. Hoy, ellos han conseguido que se cumpla su derecho y están preparados para reclamar muchos más. 
 
Conoce el resto de nuestros Proyectos en Bolivia y nuestros Proyectos en America Latina