Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Brasil: luchando desde niña


La primera vez que Ana Paula llegó a un campamento del Movimiento de los Sin Tierra en Brasil solo tenía nueve años. Su madre era muy pobre y pensaba que la única manera de darle un futuro mejor sería consiguiendo una tierra para vivir.

En Brasil el 3% de la población tiene tres cuartas partes de la tierra fértil. Teniendo en cuenta que la agricultura es el sustento de vida para la mayoría de la población, significa que la gran mayoría, sin tierra, es pobre y pasa hambre.

En InspirAction, a través del Movimiento de los Sin Tierra luchamos para conseguir que los pequeños agricultores puedan tener un título de propiedad sobre su tierra. De esa forma las grandes empresas y los grandes terratenientes no podrán expulsarles, no podrán robarles su único sustento de vida.

Junto al Movimiento de los Sin Tierra, y tras 8 años viviendo en condiciones infrahumanas, Ana consiguió tener la titularidad de una parcela de tierra. Se casó con Apolunio y ahora viven con sus dos hijos. “Cuando conseguimos la tierra las cosas tampoco fueron fáciles al principio. No teníamos nada de dinero porque todo lo habíamos gastado durante el tiempo que pasamos en los campamentos resistiendo hasta conseguir nuestra tierra”. Dice Ana.

Hoy cultivan arroz ecológico y gracias a ello pueden alimentar a sus hijos. Tener el título de la parcela en la que viven les permite vivir mejor y con la tranquilidad de que nadie les echará de nuevo de su casa.

Ana y Alonso también consiguieron "la tierra prometida", conócelos.
¿Conoces la victoria del Movimiento de los Sin Tierra por la educación en Brasil? Compártela.

En India 100.000 personas caminaron para reclamar su derecho sobre la tierra y ¡lo consiguieron!. Descubre esta histórica victoria.

 

Foto: Tabitha Ross © InspirAction