Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Bolivia: diversidad e independencia


Un grave  problema de muchas comunidades agrícolas es la dependencia del monocultivo: cultivar un único alimento. El monocultivo les hace dependiente de la venta o intercambio de este único producto y por lo tanto del precio de mercado, sin contar con los cada vez más constantes problemas climáticos que podrían afectar a la calidad de la cosecha.

Con la diversificación del cultivo se podría acabar con este riesgo,. Por ello, desde InspirAction, a través de nuestra contraparte CIPCA, se está llevando a cabo un proyecto de diversificación de cultivo por el que a cada familia se le darán 52 plantones diferentes. Se combinan cultivos a corto plazo, que se recogen al mismo año, como la yuca, el arroz y el maíz con otros cultivos más tardíos.

Abraham ahora cultiva su propio futuro

En el caso de Abraham Noza le han entregado 50 plantones diferentes que combina con su plantación de cacao, desde plataneros hasta árboles de madera dura que tardarán de 20 a 30 años en crecer, pero le permitirán disponer de madera para construir la futura casa de sus hijos. Para Abraham "El cambio más grande que he sentido es que ya no tengo que ir a trabajar fuera, ahora me quedo con mi familia y cuido mi propia tierra” con esta ayuda de CIPCA Abraham ha podido desarrollarse hasta el punto de crear su propia asociación de productores de cacao con la que han podido establecer un precio mínimo para la venta de cacao en toda la región y mejorar así poco a poco su calidad de vida.