Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Bangladés: los cangrejos de la felicidad


En la costa del sureste de Bangladesh nos encontramos con Asha. Tiene 28 años y por fin ha conseguido desarrollar un negocio propio que le permita mejorar poco a poco su calidad de vida.

Cuando en 2009 el ciclón Aila arrasó el sureste Asia matando a más de 300 personas y afectando a millones de ellas, Asha se quedó sin nada. Gracias a nuestra contraparte Shushilan (que en Bengalí significa: “esfuerzos para lograr un futuro mejor”) Asha tiene su propio criadero de cangrejos.

¿Cangrejos? Sí. Una de las graves consecuencias del Cambio Climático está siendo la salinización del agua y de los suelos de la costa de Bangladesh. Esta salinización provoca la muerte de la flora y de la fauna de estas zonas. El cangrejo es capaz de sobrevivir en aguas de alta salinización.

Con su producción de cangrejos Asha trabaja junto a su marido y ha conseguido generar ingresos que le permiten pagar ropa, comida y libros para sus hijos. Con 25€ compramos crías de cangrejo para que una familia pueda alimentarlas y venderlas. En solo dos semanas las familias pueden venderlas por 75€. Con este dinero podrán comprar comida, pagar las tasas del colegio y comprar los libros que necesitan sus hijos.

Si quieres apoyar a familias como la de Asha, puedes hacer una donación ahora.

Regala un cangrejo solidario

 

 

Con nuestra contraparte Shushilan, trabajamos para que personas como Asha puedan desarrollar un negocio que les permita mejorar su vida después de las catástrofes y prepararse el futuro. Además trabajamos principalmente para dar respuesta  inmediata después de un desastre,  tanto en el momento de la emergencia como en la rehabilitación y la preparación para los futuros desafíos del cambio climático.

InspirAction trabajamos desde hace años atendiendo a la población de Bangladesh en situaciones de emergencia. Entre 2010 y 2011, atendimos a más 30.000 personas.

Este mismo verano de 2012, ofrecimos ayuda a miles de personas durante las últimas inundaciones en Bangladesh.


Noticias relacionadas